lunes, 27 de noviembre de 2017

Tranquila y agradable marcha contra el maltrato animal


La cabecera de la marcha. Foto: La Voz de Galicia

Por no entrar en una guerra de cifras que no tiene objeto, digamos que en la marcha canina de ayer hubo bastantes seres vivos, tanto humanos como caninos. Según la prensa unas 200 almas se juntaron para reivindicar la conciencia de tener mascota, los deberes que nos atan a los propietarios de perros y el sentir común de que cualquier forma de maltrato es no solo reprobable moralmente sino denunciable legalmente.

Alberto Sánchez, vicepresidente de la Sociedad Protectora de Animales y Plantas leyó un breve comunicado, que no por ser poco extenso fue menos claro, más bien al revés, en que tras un reconocimiento merecido a Mónica Freire por la iniciativa y no tan merecido a mí mismo (yo solo trasladé la idea de Mónica) pero que agradezco enormemente, entró en materia, hablando de los recientes casos de maltrato a perros en Lugo, alguno incluso tan sangrante que originó una orden judicial de alejamiento.

La tranquilidad fue la tónica. Foto: La Voz de Galicia
La marcha fue tranquila, sosegada, razonablemente silenciosa salvo por algún ladrido, e incluso los perros parecieron notar que era algo importante porque no hubo incidentes de los que son habituales cuando juntas un montón de mascotas. Todos se portaron correctamente e incluso la gente se abstuvo de gritar o hacer nada al pasar por debajo de la ventana de Camiño Real por la que supuestamente tiraron a un pobre animal.

Como el viernes ya les hablé del tema no quiero insistir, pero sí me gustaría hacer notar que me pareció que había una serie de clamorosas ausencias. Ni un representante público de administración alguna, ni un concejal, ni un cargo de nada… lo que casi se agradece en ocasiones, pero no cuando reivindicas atención a estos temas. En cuanto a políticos solamente estaba Ana Argiz, de UpyD cuya sensibilidad con estos temas es ya conocida por todos los que tenemos la suerte de contar con su amistad.

Sí hubo muchas personas sin perro, cosa que me pareció muy positiva y digna de mención (a mi madre no la cuento porque tiene parte de las “acciones” sobre Ducki): la familia Mayor Balboa, por ejemplo, y otros amigos se acercaron a apoyar estas reivindicaciones y tengo que decir que creo que es más importante la concienciación de los que no tienen perro que los de los que sí tenemos porque a nosotros se nos supone, aunque no siempre sea así.

Ahora solo falta que el mensaje cale. Ojalá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.