martes, 16 de enero de 2018

Felicidades EMEVÉ... ¡y gracias!

El equipo del EMEVÉ masculino, campeón de la Copa Príncipe - Foto: www.cvemeve.com
A la vistas está que el deporte y yo nunca hemos hecho buenas migas. La verdad es que practicarlo me aburre, con la posible excepción de lo relacionado con el agua, aunque más que ir a nadar voy a chapotear de vez en cuando y no soy de los que se meten 20 largos en una sesión, y verlo ni les cuento. Sin embargo he de reconocer que también hay una salvedad en esto, y ha sido una revelación que el Voleibol me haya parecido entretenido.

Las chicas del EMEVÉ, subcampeonas de la Copa Princesa
Por razones que no vienen al caso el otro día fui a la final de la Copa Princesa que se celebró en Lugo y que organizó el EMEVÉ (siglas de “El Mejor Equipo de Voleibol de España”) y aunque lamentablemente nuestras chicas fueron derrotadas en ese partido por un equipo madrileño, quedaron subcampeonas y fue un espectáculo digno de ver. Por si eso fuera poco, el domingo los chicos del EMEVÉ se coronaron con la Copa Príncipe en Madrid, en noble revancha, trayéndose a Lugo la versión masculina de un trofeo que sus compañeras vieron escapar a esa Comunidad. Es muy satisfactorio ver titulares en La Vanguardia como “El EMEVÉ lucense, campeón de la Copa Príncipe” o en noticiarios madrileños “EMEVÉ Lugo, justo campeón de la Copa Príncipe de voleibol en Leganés”.

La recepción de los vencedores a su llegada a Lugo
Foto: El Progreso
El larguísimo palmarés de éxitos de los diversos equipos del EMEVÉ no siempre tiene el reflejo que debiera en las páginas deportivas de los medios de comunicación (aunque El Progreso les dedica un generoso espacio habitualmente), y menos aún en la afluencia de público a las gradas del viejo y querido pabellón municipal de deportes. Sin embargo ahí siguen, dándolo todo y luchando con todas sus fuerzas para llevar el buen nombre de Lugo allá por donde van. De hecho una de las cosas que más me gustó fue que en lugar de corear “¡EMEVÉ, EMEVÉ!” los aficionados animaban casi siempre al grito de “¡Lugo, Lugo!”, lo que supone una inyección de autoestima de la que tan necesitada estaba la ciudad.

Felicidades al EMEVÉ, a su plantilla, a la directiva, a sus socios y, sobre todo a sus equipos. Y gracias por dejar el pabellón de Lugo tan alto.

1 comentario:

  1. Muchísimas gracias por valorar tanto el trabajo que hacemos, con errores, con sectores críticos a nuestra labor pero todo suma para intentar seguir avanzando. El reconocimiento que la ciudad de Lugo ha hecho a nuestros dos equipos de superliga 2, tanto masculino como femenino, ha superado todas nuestras expectativas. Gracias, Lugo.

    ResponderEliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.