lunes, 27 de enero de 2020

La adjudicación de puestos de la Plaza y el Mercado: muchas preguntas y pocas respuestas


La Plaza de Abastos y el Mercado de Quiroga Ballesteros, los mayores puntos de venta de productos frescos de la provincia

Llevamos muchos años esperando por la licitación de los puestos vacíos de la plaza de abastos y el mercado de Quiroga Ballesteros. Es, precisamente, uno de los problemas más graves que tienen esos dos espacios ya que los huecos quedan fatal, y la jubilación o el traslado de locales que había en ambos edificios no se fue cubriendo porque el Ayuntamiento (por razones que se me escapan) decidió dejarlos ahí, muertos del asco durante muchísimo tiempo.

Por fin, el 29 de noviembre de 2019 se publicó en el BOP la licitación para que todos los interesados pudieran presentar sus ofertas para montar negocios en esos magníficos lugares, y se recogía que el plazo para depositar la documentación terminaba el pasado día 20 de enero.

Aquí se anunciaba la apertura del plazo de solicitudes. Buena cosa.

Hasta aquí todo correcto, y una buena labor para solventar un problema que llevaba años enquistado. De hecho el propio PSOE presentó una iniciativa a Pleno en 2015 (unos días antes de las Municipales de ese año) conminando al Gobierno (es decir, a ellos mismos) a sacar la licitación. Tardaron casi cinco años, pero bueno, lo dicho, el camino era el razonable aunque la diligencia no fuera la apropiada.

El día 19 de diciembre, es decir, al poco tiempo de publicarse las bases, nos encontramos con una noticia esperanzadora: que ya había 50 solicitudes para los 26 puestos libres y que de hecho iban a ampliar el plazo de presentación de instancias. Sorprendentemente se anunciaba en esa misma noticia que terminaría el día 20, el mismo que venía en la convocatoria. Me sonó raro. Si hay muchas solicitudes no amplías el plazo, no tiene sentido. Es justo al revés, solo se dan más días si hay poco éxito en la convocatoria, porque ¿para qué ofrecer más días si ya te llegan los postores? Ya tienes 50 para 26 puestos… ¿por qué necesitas más?

Esta noticia recoge que había 50 solicitudes a mediados de diciembre...

¡Anda qué cosas! Este sábado leemos que hay 16 solicitudes para los 27 locales. ¿Ustedes lo entienden? Yo tampoco. ¿Cómo puede ser que si había 26 locales ahora haya 27 disponibles? Vamos a suponer que es una errata de la noticia y que son solo 26… ¿hay otra errata en el número de solicitudes? Si en diciembre la concejala anunciaba toda orgullosa que había 50, ¿dónde están las 34 que faltan?

Podríamos pensar que se hizo un filtrado y que se eliminaron las que incumplían las bases, pero según la noticia todavía no se ha revisado la documentación. Además, en todo caso, lo lógico sería que mencionasen ese punto, algo como “solo 16 de las 50 solicitudes recibidas cumplen las bases”, pero no se dice nada.

¿Y qué más da si han exagerado?”, podrá decir alguien. Pues da mucho, porque verán, si una persona no tenía muy claro si presentar o no candidatura, probablemente la noticia de diciembre la desanimaría. Si crees que hay 50 solitudes para 26 puestos y no tienes mucha fe en tu proyecto a lo mejor ni te molestas en preparar la documentación y no la metes por registro, pero… ¿y si sabes que solo hay 16 solicitudes y que quedarán 10 puestos vacantes? ¿No te animaría eso a presentarte?

Hoy no tengo respuestas, solo preguntas, muchas, y, si les digo la verdad, incluso cierta desconfianza porque no me encaja nada en esta historia. Habrá que seguir investigando porque algo huele raro.

Confío en que al menos el procedimiento quede permanentemente abierto para adjudicar con más diligencia los puestos que queden libres, porque si les digo la verdad no tiene sentido ninguno que la plaza de abastos y el mercado de Quiroga Ballesteros estén medio vacíos cuando hay gente interesada en montar allí un negocio.

1 comentario:

  1. Estimado Luis;

    Ó fío deste artigo teu gostaríame coñecer a túa opinión sobre cal debería ser o futuro deses espazos, porque é evidente que están mal xestionados, infrautilizados e (se cadra) desfasados.
    Por abrir o debate (ogallá), aporto a miña opinión:

    - Entendo que no Mercado habería un lugar óptimo para facer o que deu en chamarse "Gastromercado" ó estilo do feito no Mercado Bom Sucesso en Porto ou mesmo Pontevedra na súa Praza de Abastos. Entendo que habería que "dirixir" esa transformación e non deixalo no sistema de licitacións actual, de xeito que non quedasen postos valeiros e que se reubicasen os que non se adapten a ese caracter. Tampouco lle viría mal unha reformiña que fixese máis permeable a comunicación cos soportais (locais interior-exterior) e que mellorase o aspecto interior.
    - Na Praza, ademais de reubicar os postos que saísen do mercado, creo que sería convinte a creación de cinco ou seis postos de despacho de xénero traído polos produtores, de xeito que estes non estivesen todos perdendo a mañá no soto martes e venres e puidesen andar pola cidade mentres se vende o seu xénero en mostradores comúns atendidos por unha soa persoa (en vez de sete postos vendendo queixo, un posto de queixos, identificados por produtor, que recibe o xénero e reparte os ingresos ó final do día ou da semana; outro para vexetais, outro para froitos, etc.). Se ademais se reformase o edificio para facer o acceso lóxico a nivel de baixo en Santo Domingo (eliminando soto e subindo nivel do andar) e se puxesen ramplas mecánicas, xa sería de premio.

    Así teriamos un mercado no que mercar comidas varias e levalas para casa ou comelas alí, e unha praza con produto de proximidade, fresco e dispoñible tódolos días, posibilidade de reparto a domicilio, e con prezos xustos para os produtores (pola eliminación de tratantes e intermediarios).
    Polo que coñezo da xente que alí traballa, o cambio costaríalles e habería resistencia, pero acabaría beneficiandolles a eles e a todos.

    ResponderEliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.