martes, 28 de enero de 2020

La Intermodal de Lugo, la única de Galicia que alejará a los viajeros

La comparativa es demoledora. 500.000 viajeros en autobús frente a 67.000 en tren. Se va a perjudicar a la inmensa mayoría para no beneficiar a nadie, porque la intermodal no mejora el ferrocarril por mucho que nos intenten vender la moto.
Las decisiones globales son peligrosas, porque en unos lugares tendrán sentido y en otros no. Eso es exactamente el problema con la destrucción de la estación de autobuses de Lugo y la edificación de otra nueva junto a la de tren: que es parte de un plan autonómico que equipara situaciones diferentes, lo que es un obvio error.

Verán, en todas las ciudades de Galicia se contruyeron estaciones de autobuses lejos del centro. En algún caso, como Pontevedra o Coruña, ya se hicieron cerca de las de tren, lo que hace que ahora no se toquen, pero en Vigo, Ourense o Santiago se construyeron a cierta distancia del ferrocarril… y del centro de las ciudades. Se hizo con toda la buena intención, para “quitar tráfico” de la ciudad… y ahora se deshace el camino. Las estaciones de esas tres ciudades, es decir, las de Santiago (1971), Vigo (1988) y Ourense (1990) serán demolidas para acercarlas a los centros de las ciudades, desandando lo andado por una errónea concepción que obliga a tirar inmuebles que tienen tres o cuatro décadas, lo que es un ejemplo del despilfarro continuo que protagonizan nuestras administraciones.

El caso de Lugo es diferente a los demás porque nuestra estación, construida en 1965, ya está céntrica así que lo que se hará ahora es alejarla del centro. Es la única que cometerá ese error, que nos dicen que se subsanará con un “intercambiador” o un bus urbano circular.

A ver si lo he entendido bien. ¿Tienes la estación en un sitio magnífico y la derribas para moverla a uno más incómodo y luego compensas ese alejamiento poniendo donde estaba la vieja un apeadero y un bus circular? ¿Really George? ¿Y si dejamos las cosas como están y ponemos ese bus circular para solventar la supuesta “intermodalidad”?

El absurdo está servido. Los defensores de la Intermodal apelan a una supuesta “modernidad” que, como concepto, sirvió para derribar todas las murallas romanas del mundo excepto la nuestra, que es un estorbo urbanísticamente hablando pero que, por fortuna, no se pudo tirar por falta de dinero y hoy es intocable.

Lugo quiere vivir del turismo pero alejamos la estación que mueve más gente (500.000 pasajeros al año frente a los 67.000 del tren) de la zona turística por motivos que se me escapan. Quieren llevar los autobuses a un sitio que no es lejano pero sí complejo porque supone subir una gran cuesta y no podemos olvidar que sus mayores grupos de usuarios son estudiantes y jubilados, por lo que a este segundo colectivo le hacen la puñeta.

Lugo será la única ciudad que aleje los transportes de su centro. Se ha anunciado la edificación de unas torres de viviendas justo al lado del solar que quedará libre… No sé por qué motivo se me venido a la cabeza la relación de ideas… Y la gente aplaude incomprensiblemente.

Cometimos ese error con el MIHL, una instalación en el quinto pino a la que no va nadie, y ahora vamos a seguir la misma pauta, la contraria a todos los demás, por razones ridículas como esa “modernidad”, así en genérico.

Luego nos quejaremos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.