jueves, 26 de agosto de 2010

Lugo pierde otro rincón

Poco a poco vamos perdiendo rincones de los que algunos disfrutábamos con cierta asiduidad. Ahora le ha tocado el turno a la cafetería del Parque de Rosalía de Castro. La piqueta la derribará en breve y ayer cerró sus puertas para ser reemplazada por una futura edificación que se ubicará a unos cuantos metros de la actual. El proyecto responde al “plan director” del parque que, según dicen, hará que el proyecto original decimonónico se desarrolle finalmente.

Eso implica, digo yo, que se ejecute el proyecto tal y como fue concebido en su día, así que nos vamos a poner a construir en pleno 2010 un palacete decimonónico de teja roja y paredes verdes con hierro forjado. Nada que decir, me gusta mucho el estilo que se propone, pero la verdad, no sé porqué algo me dice que no harán esa obra, sino un espanto hipermoderno de esos que no sabes si son una cafetería o la entrada de un parking subterráneo.

dia_arquivos_acuarela_03_bg dia_arquivos_acuarela_03_ag

Los bocetos que acompaño en esta entrada han sido sacados de la web municipal, así que es una referencia bastante fidedigna de lo que se supone que deberá ser el futuro del parque, o el pasado, según se mire.

Bueno, habrá que reformar algunas cosillas para que cumpla las leyes actuales de accesibilidad, estanqueidad, idoneidad y demás.

Que nadie entienda lo que no es, estoy totalmente de acuerdo con el derribo de la espantosa cafetería actual, sólo que aplicando la sabiduría popular casi no sé si preocuparme más por el “bueno por conocer” que del “malo conocido”. En cualquier caso lo que no es discutible es que aquí se tiende a poner el carro antes que los bueyes: primero derriban la cafetería actual y luego, tal vez, si acaso, algún día, construirán la nueva. Un año de éstos. Lugo no se caracteriza precisamente por la velocidad de sus obras.

¿A nuestros bienqueridos gobernantes no se les pasó por la cabeza la idea de edificar primero la nueva y luego derribar la vieja? Tal vez así, fíjense qué innovadora idea, podríamos utilizar los lucenses la fea cafetería actual hasta que inauguren la preciosa cafetería futura y luego darle matarile a la otra. Demos gracias a que la Xunta de Galicia no hizo igual: habría empezado la demolición del Xeral antes de comenzar el nuevo hospital. Menos mal que esa obra no dependía de Orozco porque ya saben que operar a corazón abierto cuando están dinamitando el edificio aumenta mucho el riesgo para el paciente… y los demás presentes.

dia_arquivos_acuarela_01g

Miren si me parece buena idea, que hasta la propongo para que el día de mañana no derriben nuestra espantosa estación de autobuses y nos dejen subiéndonos en marcha en plena calle hasta que se inaugure la futura estación intermodal dentro de 10 años, o 20, o 30…

2 comentarios:

  1. La verdad, me parece un comentario lleno de pedantería. Deberías informarte antes de publicar determinadas cosas, porque parece que desconoces las razones por las que se hace la demolición de la antigua cafetería en este momento. Te recomiendo encarecidamente que te informes. Y al candidato, también. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  2. Ilústranos. Ya que tienes tanto interés en insultar desde el anonimato imagino que estarás muy informado sobre el tema.

    ResponderEliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.