lunes, 28 de marzo de 2011

Precios públicos

Fíjate tú, que a pesar de la crisis hablamos de millones como quien cuenta gominolas. Es pasmosa la indiferencia con la que los ciudadanos, por lo menos los de aquí (por aquí me refiero a Lugo sin duda y a España entera con casi total seguridad) leemos noticias en que se nos informa puntualmente de los despilfarros de nuestros gestores públicos y la verdad es que ni nos molestamos en razonar lo que nos cuentan.

El último ejemplo es el de la pasarela peatonal que se inauguró el otro día en Lugo. Antes de que alguien se ponga loco, decir que estoy a favor de la pasarela en cuestión: me parece bonita, la ubicación le da vidilla a la zona, y hasta lo de que sea en plan puente colgante me parece estéticamente aceptable. Además, tiene una gran ventaja para los muchos usuarios del Fluvial: pueden aparcar del lado de la fábrica de la luz, donde hay mucha zona libre de estacionamiento, y cruzar andando, con lo que se evita el caos habitual que hay en la zona del Club. Esa no es la cuestión, que insisto en que me parece una cosa bonita y útil, sino el precio.

pasarela Resulta que la obra de la pasarela de las narices ha costado 4,76 millones de euros. Son casi 800 millones de pesetas. Tuve que hacer el cálculo en el ordenador porque en la calculadora no me cabe la cifra. Hoy trae la prensa que la Xunta hará una residencia en un municipio de Lugo (Baleira, creo), y que costará 1,2 millones de euros. Una vivienda unifamiliar puede costar, tirando por lo alto y siempre que no se ponga mármol de Carrara, unos 150.000 euros… ¿Me explica alguien dónde han metido toda esa pasta?

Los ciudadanos damos por sentado que las cifras públicas siempre son enormes porque hay algo que no conocemos. En este caso, se puede argumentar que la obra no es sólo la pasarela, sino “acondicionar” unos 9 kilómetros de paseo. Dicho así hasta parece barato, pero lo curioso es que el tal “acondicionamiento” es zahorra (lo que el vulgo llamamos grava) en un paseo que ya existía. Es decir, que echar unos camiones de grava y una pasarela nos cuesta lo mismo que cuatro residencias de mayores. Me parece caro.

La crisis a lo mejor hace que nos fijemos un poco más en las cifras, pero al final seguiremos dejándonos llevar. Nos faltan elementos de comparación, y me gustaría que algún ingeniero me dijera cuánto le costaría a una empresa privada hacer la pasarela, a precios de mercado. Probablemente nos llevaríamos una sorpresa considerable, claro que las empresas no inflan las cifras porque lo que les interesa es ahorrar, les va en ello la supervivencia.

Lo triste es que si la oposición abre la boca, no habrá quien salga diciendo “es que ustedes no quieren que se hagan obras en Lugo”. Ya lo dijeron en casos parecidos del pasado. Y encima parece que cuela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.