viernes, 27 de marzo de 2015

Un juego cruel


La propuesta del Presidente de la Diputación de financiar las 24 horas de hemodinámica en Lugo es una jugada política maestra, que deja en evidencia dos cosas: la primera es que lo económico es lo menos relevante en este asunto, sobre todo en un momento en que las administraciones siguen despilfarrando alegremente en chiringuitos y campañas mucho menos importantes que la salud de los lucenses: es un tema de pura voluntad política. La segunda, que el olfato de Besteiro está mucho más afinado que el de sus contrincantes, y detecta que captar votos en este tema es como pescar en un barril, más cuando se lo han puesto tan fácil desde filas populares.

La ausencia de ética que hay en proponer esto a dos meses de las municipales, tras años de reivindicaciones y protestas, es lo de menos. Tras afirmar que la falta de ese servicio incrementa la mortandad, cosa que por lo que se ve no ocurría en el bipartito donde este servicio ni estaba ni se le esperaba en Lugo, lo lógico habría sido dar este paso cuanto antes, pero no era rentable electoralmente, aún no.

Desde algunas percepciones de la política las medallas no existen: sólo hay votos, sólo hay poder, y si esta medida se hubiera propuesto a principios de 2013, cuando comenzó la reivindicación formalmente, hoy sería agua pasada y no movería el molino electoral.

La torpeza de unos y el arribismo de otros ha sido y seguirá siendo la clave que explica los movimientos en este asunto. ¿Y los enfermos? Meros peones en un juego cruel que se mide en el tamaño de los titulares.

Columna publicada en La Voz de Galicia de hoy, 27 de marzo de 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.