jueves, 25 de junio de 2015

Bienvenida, presidenta

Nunca imaginarían de qué tema les voy a hablar hoy. Pues sí, de lo de la Diputación. Me ha sorprendido lo bien que me conocen porque imagino que nadie más sacará el tema en estos días. Ya hacía tiempo que Lugo no abría los telediarios, así que hemos vuelto a dar la campanada y gracias a Manuel Martínez ahí nos tienen, en boca de media España. De nuevo.

Tengo que reconocer que la mañana de ayer fue más divertida de lo previsto, y aunque me tentó acudir al pleno de la Diputación mis obligaciones laborales no me lo permitieron. Eso sí, seguimos el tema desde el trabajo minuto a minuto, que para algo está el Whatsapp y con tanto funcionario junto el cachondeo está garantizado pase lo que pase.

Lo primero que tengo que hacer es felicitar al BNG y a Manuel Martínez, y lo digo sin ningún tipo de ironía, totalmente en serio. Creo que ambas partes han mantenido sus criterios y sus convicciones contra viento y marea, y han aplicado aquello de que “más vale honra sin barcos que barcos sin honra”.

Veiga y Martínez - Foto de La Voz de Galicia
El BNG ha llevado hasta el final su convicción de que no pacta con imputados. Vale que no estoy de acuerdo con ese principio, ya que hasta que se dicta sentencia la presunción de inocencia sigue intacta, pero sí valoro que hayan sido coherentes y rigurosos, algo digno de mención en este cochino mundo. A mediodía me encontré a Veiga y, para qué les voy a engañar, estaba fastidiado, pero reconocía que satisfecho por aguantar fieles a sus principios. Estoy de acuerdo.



Manuel Martínez vota - Foto de El Mundo
Por su parte Manuel Martínez ha cumplido lo que afirmó desde el minuto uno: que no le “harían un Orozco” y que de ahí no lo sacan ni con agua caliente. Y le asiste no sólo la cabezonería que ahora le achacan sus casi-ex-compañeros, sino la fuerza de los votos. Recientemente se anunciaba a bombo y platillo que la democracia llegaba al grupo del PSOE y que los concejales elegirían a su candidato a la presidencia de la Diputación de Lugo. Ganó Martínez, barriendo a Santín, y ahora resulta que “el partido” pretendía elegir a otro.

Verán, las primarias tienen estos peligros, aunque es cierto que aquí no hablamos exactamente de primarias, pero nos entendemos. Si eligen a un señor que está imputado, como es el caso, y que por lo tanto alguien con quien el BNG no pactará, ¿qué mensaje se está dando? Probablemente que “a chulo, chulo y medio” y que hay gente en el PSOE que, con razón, está hasta los cuernos de que una minoría de dos diputados o dos concejales se sientan con poder para nombrar y cesar a su candidato.

El "selfie", siguiendo tendencias - Foto de El Progreso
El que ha quedado fatal es el camarada Secretario General del PSOE gallego, Besteiro. Si no iba a hacer caso de la votación de los concejales para elegir presidente, ¿para qué demonios la convocó? ¿Por si salía “su candidato”? Francamente, incomprensible, salvo que apechugues con el resultado y entiendas que estás regalando la Diputación al PP, cosa que finalmente ha pasado (bueno, regalado no, más votos tenían que si no tampoco entraba Elena). Pero eso de venir a última hora a imponer a quien te apetece, saltándote la famosa elección queda de una prepotencia y una imposible justificación desde el punto de vista democrático que le ha pasado factura. Y encima para nada.

Curiosamente la protagonista de todo esto no ha sido Elena Candia, nueva Presidenta de la Diputación de Lugo, sino el propio Martínez, que será el que cargue con la responsabilidad de haber cumplido con el mandato que le dieron los concejales que lo eligieron. Sin embargo Candia sí tendrá mucho protagonismo desde ahora, y quienes se enfrentaron a ella en el pasado apoyando a una candidatura alternativa (sí, hablo de Raquel, claro) ahora buscarán su amistad y su favor, porque la política es así de puñetera para muchos que están al sol que más calienta.

La Ofrenda al Santísimo, se ve que da suerte
Foto de Europapress
Elena le debe su presidencia a la coherencia de un partido (el BNG) y la de un hombre (Manuel Martínez, que adorna esa coherencia con un par de cojones, perdonen pero no podía dejar de decirlo así de claro). Que se note y que inaugure un nuevo periodo en que la tolerancia, el diálogo y la generosidad sean la característica principal.

A partir de ahora, eso sí, habrá bofetadas para hacer la ofrenda al Santísimo, que se ve que da buena suerte.

1 comentario:

  1. Luis, veo que no comentas el espectáculo que dio el señor Secretario de la Institución Provincial, haciendo gala de un desconocimiento absoluto del reglamento. Ese señor debería de ser el primero en poner su cargo a disposición de la nueva presidenta, primero por lo de ayer y segundo porque a nadie se les escapa sus preferencias políticas y quien lo promocionó. Aunque, como decías en el tema de Elena, los abrazos cambiarán de destinatario en un abrir y cerrar de ojos.

    ResponderEliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.