miércoles, 1 de julio de 2015

Iniciativas sencillas pero recomendables

Ayer desde la Asociación Lugo Monumental (permítanme el artículo publicitario) presentamos un servicio de alquiler de sillas de ruedas y scooters eléctricos para turistas con problemas de movilidad. La Ortopedia Plaza del Ferrol pondrá a disposición de los interesados estos dispositivos en dos hoteles, el Méndez Núñez y el Pazo de Orbán.

Evidentemente las personas que sufren graves problemas suelen viajar con su propia silla de ruedas, pero hay otro sector de la población que acusa el cansancio propio de los viajes y que no suele utilizarlas. Este servicio se orienta a quienes, sin tener unas carencias críticas, sí pueden beneficiarse de la comodidad de una pequeña ayuda para visitar los encantos de Lugo sin hacer un esfuerzo que les puede resultar excesivo.

Los protagonistas de la iniciativa
Esta iniciativa es una cuestión muy sencilla pero que es pionera en la ciudad. A veces las cosas más simples son las que mejor funcionan, y pensando en gente que viaja con sus mayores, por ejemplo, la utilidad de este servicio es obvia. En lugar de dejar a alguien en la terraza con el habitual “ir vosotros que yo os espero aquí” se facilita que muchos puedan acompañar a sus familias para conocer Lugo.

Lugo es una ciudad amable con las personas con discapacidad. Los bordillos de las aceras están rebajados en los pasos de peatones y hay muchas facilidades, al menos en comparación con otras ciudades. Queda mucho por hacer, como por ejemplo la eliminación paulatina de las calles con empedrado (donde las sillas van rebotando de forma muy incómoda) o la adaptación de locales, que en zonas como el casco histórico se dificulta por la antigüedad de las edificaciones.

Y por supuesto falta un punto de concienciación importante por quienes siguen dejando el coche en las plazas de aparcamiento reservadas a personas con discapacidad, confundiéndolas con una especie de “carga y descarga” que usan de forma poco razonable.

Entre todos podemos hacer cosas y aplicar el sentido común. No es tan complicado, y antes de aparcar en una de esas plazas recuerden que todos podemos llegar a necesitarlas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.