jueves, 6 de octubre de 2016

La última esperanza para comunicar Lugo con el Miño

Diez millones de euros es mucho dinero. El Gobierno local ha conseguido que la Unión Europea nos conceda esa cifra para mejorar la conexión de la ciudad con el Padre Miño, y tengo que reconocer que al mismo tiempo que me alegré por la noticia me preocupé por cómo se van a gastar esos cuartos.

El barrio del Carmen, la última esperanza
para comunicar Lugo con el Miño
En Lugo tenemos una doble característica, heredada del anterior alcalde, que es la de vender muy bien proyectos que luego quedan en nada o que presentan gravísimas deficiencias. Bibliotecas sin paredes ni libros, guarderías abandonadas a su suerte, fondos millonarios invertidos en rehabilitar una cárcel que sigue sin terminar y sin servir para nada o en abrir un callejón cuya principal función es sustituir a los clausurados baños públicos, museos interactivos que no interactúan porque están donde Cristo perdió el gorro... Un sinfin de desastres previos que, aunque no se pueden achacar a la actual alcaldesa, sí han supuesto la marca de la casa de su gobierno predecesor que supuestamente es el mismo que el actual. Hasta comparten estrellas invitadas al espectáculo.

Las grandes inversiones del plan URBAN tendrían que haber servido para dinamizar la ciudad, pero no parece que hayan alcanzado ese objetivo. Probablemente la menos desastrosa de todas fue la intervención en la plaza de abastos, y hay que decir que salvo una mejora estética indiscutible, la fuerte suma gastada allí ha servido de bastante poco: ni escalera mecánica, ni mejores servicios, ni pasarela subterránea con el aparcamiento de Santo Domingo (obra efectuada pero inexplicadamente cerrada), ni reparto a domicilio, ni guardería, ni cuestión accesoria que justifique semejante dispendio. El Plan E tampoco sirvió para poner al día ciertas carencias de la ciudad, reduciéndose a levantar calles que ya estaban arregladas y hacer cuatro cositas totalmente olvidadas a día de hoy.

Por si eso fuera poco, la cuestión del buen gusto tampoco acaban de dominarla. La espantosa nueva plaza de la Milagrosa y su aterradora soledad, el estropicio de San Marcos que malparió esa cosa en el que sin duda debería haber sido uno de los principales paseos de la ciudad, la surrealista reforma de O Cantiño, placita a la que han quitado gran parte de su encanto, o la inconcebible obra de la plaza Horta do Seminario (más conocida como la Plaza Inútil, lo que nos da pistas de lo que la población opina de ella), no avalan el optimismo respecto a lo que puede pasar con estos fondos.

Con esos mimbres pretéritos, el cesto que se nos presenta es más que cuestionable, probablemente porque el anterior alcalde era más partidario de la imagen y el titular que de trabajarse después los temas, que eso daba mucho chollo.

Sin embargo tengo un mínimo resquicio de esperanza. Es indiscutible que Lara no es Orozco y que su forma de afrontar las cuestiones es totalmente diferente, salvo cuando se tocan los temas de alguna concejalía “heredada” del anterior regidor, claro, que ahí seguimos con las tonterías de costumbre.

Lugo tiene una gran deuda con el Miño y es comunicar la ciudad plenamente con el río que nos da vida. Es inconcebible que no exista una gran avenida, amplia y luminosa, que vaya directamente desde la ronda de la Muralla hasta el agua, y el problema legal que durante años salvó al Carmen de la intervención de los especuladores puede ser una oportunidad de corregir esto. En 2003 la candidatura de Manuela López Besteiro a la alcaldía ya propuso un proyecto de este tipo, que culminaba con el nuevo puente que más tarde José Blanco movió a la absurda ubicación que hoy tiene.

Camino Primitivo de Santiago en el Carmen
Es un tema espinoso porque sería fundamental conservar el Camino Primitivo como debe estar, que es con ese punto “enxebre” que le da la gracia que perdió el Francés en gran parte, pero me aterra imaginar una avenida más estrecha de lo debido flanqueada por altos edificios que tapen la poca vista decente que queda en la ciudad. Hoy en día si te subes a la Muralla, a la altura de la Puerta del Carmen o Porta Miñá, puedes ver el paisaje que rodea Lugo. Espero que no se les ocurra la infeliz idea de confundir modernidad con altura y permitir que nuevos Garañones destruyan también ese poquito que nos queda de orgullo visual.

¿Qué proyecto hay concretado para estos fondos? Lo ignoro. De hecho no solo es algo que no sé yo sino que se ha ocultado celosamente a los grupos de la oposición por razones que se me escapan. Precisamente tendría que ser al revés, deberían organizar una exposición en una sala pública (por ejemplo la de Santa María) con los planos del proyecto presentado, explicando con pelos y señales hasta el diseño de las farolas propuestas.

1 comentario:

  1. Leyendo este comentario, parece que me estoy leyendo a mi mismo. Estoy de acuerdo en todo lo que dices y, sobre algunas cosas pienso lo siguiente. Alguno de estos insensatos políticos, con pocas facultades y pocos conocimientos culturales han hecho verdaderas barbaridades, o pretendían hacerlas. Hace tiempo se trajo a Lugo al eminente Arquitecto Chueca, hoy tristemente desaparecido, para que opinara sobre como quedarían la creación de una gran plaza, tirando la casa en donde está la actual ABANCA y así conectar las dos plazas, la Mayor y la de Santa María. Menos mal que este señor, dijo tajantemente no y, se paralizo esta absurda idea. En tiempos de Besteiro, el peor político que parió Lugo, no sólo él sino su camarilla; se pretendían comprar la casa que tiene donde está ubicada la zapateria y la pequeña casa que esta a su lado y dan al la plaza de Ferrol para unirla con la de San Marcos y hacer una gran plaza. esto es lo que se comentaba y vendian algunos socialistas con los que pude hablar y les escuche esto, como un gran logro que estaba a punto de conquistar Besteiro aprovechando que estaban haciendo la plaza nueva de San Marcos, no es si esto fue un bulo o no pero, menudo estropicio y paletada, aunque paletada es la nueva plaza de San Marcos donde fundieron mucha guita, dinero que no les importó pues salieron de las arcas europeas. Si Europa levantase la cabeza y viera en que convirtieron la plaza, como destruyeron unas fuentes que tenían unos sesenta años, para hacer esas asquerosas fuentes , si se les puede llamar fuentes, los mandaban a paseo. Yo creo que estos insensatos de la política izquierdista, tienen en mente, continuamente, la plaza Roja de Moscú, donde se celebran grandes y majestuosos desfiles y, por eso, quieren imitar a estos próceres del socialismo "más ejemplar". Bueno dejándonos de bromas, decirles que una ciudad con la configuración de Lugo, debe tener plazas, plazitas, calles y recunchos que hagan de esa diferencia, a mi modo de ver positiva, un reclamo, con respecto a las grandes y nuevas y modernas ciudades, es decir, con pocos años. Por ejemplo, me parece muy bien, e incluso bella, la plaza de Augas Ferreas. Además estas plazas como la de San Marcos la hicieron así, no para embellecer o potenciar la ciudad, o a los intereses de la ciudad, sino para potenciar su política, si, si, sin pelos en la lengua, su política, pues así en sus eventos públicos venden todo lo que van ha hacer, y luego, o no hacen, o hacen a medias y por eso no convirtieron esa calle en una plaza gastando cuatro perras, haciéndola en dos alturas, las que había empedrando de acera a acera, empedrando la parte superior que daba a la Diputación y dejando las fuentes, quiza con dos figuras alegóricas en cada una, la pequeña zona verde y unas farolas de la época de Isabel II y, si, si, por cuatro perras teniamos una bonita plaza que no hubiese desentonado con los edificios que la rodean, empezando por el propio Palacio Provincial y claro está dejandolo a ods alturas con los dos o tres peldaños de escalera conformando un natrex en la entrada del grandioso edificio, como ocurre , en todos los edificios de su categoría. Pues no viva la pailanada. Con respecto a la PLAZA INÚTIL decir que es cierto que se le llame así, pues excepto para el San Froilán y dos eventos al año, el resto del año apenas se le saca partido. Las plazas deben hacerse para disfrutarlas todo el año y no sólo quince días al año, igualmente ocurre con algunos edificios que se dejaron construir recientemente. Propongo desde aquí que el visto bueno administrativo se de después de que un grupo de expertos lo de, no sólo desde el punto de vista de la construcción, como puede ser un arquitecto o un aparejador, sino desde el punto de vista histórico, un historiados o un licenciado en humanidades, para ello tenemos en Lugo una facultad, un licenciado en arte, y personas de reconocido prestigio, que utilizan, no el SENI CATALÁN, pues no lo son pero si, O SENTIDIÑO GALEGO, só iso SENTIDIÑO para ter unha cidade bonita e ben feita.

    ResponderEliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.