jueves, 23 de febrero de 2017

La valentía de Lara Méndez

Esta imagen tiene los días contados - El Garañón - Foto de La Voz de Galicia

Hay que ser valiente para mantener tu opinión frente a ataques constantes de otras personas, y ese esfuerzo solo se relativiza cuando estás convencido de que tienes razón pese a quien pese. Pero existe una muestra de intrepidez tan grande como esa, y sin duda más meritoria: el coraje de reconocer el propio error y modificar el comportamiento porque has descubierto que te equivocabas y eres lo bastante fuerte como para corregirte a ti mismo.

Ayer la alcaldesa, Lara Méndez, anunciaba un giro copernicano respecto a la postura que desde el primer momento mantuvo su gobierno respecto al trascendental asunto de las torres del Garañón, e hizo pública por sorpresa su nueva intención de meterles la piqueta y derribarlas, abandonando proseguir con recursos (que se preveían inútiles) contra las sentencias que anulan las licencias de construcción y urbanización otorgadas por su anterior jefe de filas, el exalcalde López Orozco.

No solo acepta dichas sentencias, que destruyen cualquier argumentación que se pueda mantener a partir de este momento en contra de la autoría de las torres por parte de los gobiernos en que era alcalde Orozco y concejal de urbanismo Besteiro (obsérvese que ningún tribunal ha puesto en tela de juicio el famoso Plan General de los años 60 que concedía edificabilidad a ese terreno), sino que ha anunciado que se consignarán 300.000 euros de los presupuestos (por cierto, estamos acabando febrero… a este paso…) para derribar el polémico engendro, rindiéndose a la realidad y aceptando por la vía de los hechos una cuestión contra la que votó en pleno hace apenas un mes. Recordemos que Carlos Portomeñe (ACE) propuso precisamente eso en una enmienda a una propuesta del PP, que fue aprobada a pesar de la oposición de la alcaldesa. Hoy ha rectificado y eso es bueno, le honra.

Orozco y Lara - Foto: El Progreso
Releo lo escrito hasta ahora, y puede parecer que estoy siendo irónico, pero no pretendo tal cosa. Para dejarlo claro, y hasta con cierta dosis de vulgaridad, les diré que Lara Méndez le ha echado huevos a este asunto. Es lo que hace falta para plantarse frente a su propia gente (incluido su antecesor) para decirles públicamente “chicos, no solo habéis metido la pata hasta el corvejón con esto sino que seguir litigando es una pérdida de tiempo y de recursos así que vamos a ser prácticos”. No es un papel fácil pero merece, sin lugar a dudas, un aplauso de todos los lucenses de buena fe.

A partir de ahora se abre un escenario incierto para las arcas municipales. ¿Tendremos que indemnizar con unos cuantos millones de euros, o con muchos millones de euros, al promotor por los daños que se le han causado? ¿Nos libraremos si se demuestra que hubo algún acto ilícito en la concesión de la licencia? Son preguntas importantes, graves, que pueden hipotecar nuestras cuentas para muchos años, pero para las que la existencia o no de las torres durante su resolución no influye en absoluto.

Lara Méndez con el bastón de mando que ayer usó
Foto: CadenaSer.com
Lara Méndez ha tomado una decisión digna de una regidora. Pase lo que pase con la indemnización, Lugo se librará por fin de esas torres y desde el mirador del Parque de Rosalía volveremos a disfrutar de las vistas de las que nos privaron. Nos va a costar una millonada, pero eso iba a pasar con o sin torres, así que mejor sin ellas.

¡Bravo, alcaldesa! Hoy puede que sea, hasta ahora, el día que más merece ese título.

4 comentarios:

  1. Será capaz ahora de destituir a su "responsable" (mira que me cuesta poner aquí la palabra "responsable") de Cultura??? Porque "esa" también, lleva costándonos unos cuantos cuartos a todos los lucenses, aunque lo del dinero siempre tiene solución, lo peor es el irreparable daño que le hace a nuestra Cultura.

    ResponderEliminar
  2. Yo no voy hablar de si tienen autorizaciòn o no por haber construido el edificio hay,pero mi pregunta es¿estaba mejor la finca donde esta ubicado el edificio en si,donde solo habia maleza,escombros,basura,electorodomesticos osidados y mas.. o seria mejor dejar acabar de construir lo que ya casi estaba acabado,creo yo que mas bonito seria para la vista ver un edificio que no una finca llene de porqueria,gracias que la maleza no dejaba verla pero en verano el olor se hacia notar,no dejan construir porque esta al lado de las cuestas del parque o es por interes de algun personaje adinerADO QUE LE VAN A QUITAR LAS VISTAS AL RIO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre gustos no hay nada escrito pero yo me alegro de que lo tiren.

      Eliminar
  3. Pues ya que la Alcaldesa cogió el toro por los cuernos que siga derribando Torres. Tiene alguna en el Ayuntamiento que como no la derribe le va hacer más daño que el Garañón. Y no hablamos del tema Policia, no no, es una Torre de hormigón armado hasta los dientes que no hay sentencia que la derribe. VAmos Alcaldesa que ud. sabe y puede. Le quedan dos años para demostrar a los lucenses que las mujeres son muy valientes y ud. y su gobierno ya dieron síntomas de ello.

    ResponderEliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.