viernes, 7 de abril de 2017

Una pequeña guía de Roma

Foro Romano, una de las joyas de la ciudad... pero no la única ni mucho menos.
Cuando escribes un blog diario hay veces que los temas se te acumulan y otras que no es tan sencillo buscar material. Será por eso que cuando escribo cualquier cosa que creo que puede ser de cierta utilidad, aprovecho para colgarlo aquí, así que hoy, a la vista de que se acercan Semana Santa y ya empezamos a otear en el horizonte el verano, les voy a poner una mini-guía de Roma por si alguno de ustedes se acerca por la que sin duda es una de mis ciudades favoritas del mundo (al menos de las que conozco, claro).
Está escrita para unos amigos así que el tono es coloquial, como suelo hacer en este blog. No creo que noten mucha diferencia. Vamos allá:

1.- Alojamiento:
La primera vez que fuimos a Roma nos alojamos en un hotel, pero suelen ser caros y de mala calidad para el precio que tienen. Hay una opción mucho más recomendable que es la de los apartamentos. Hay muchísimas zonas para elegir y una gran variedad de estilos y tamaños para quien quiera uno pequeñito para dos o uno grande para familias enteras (el último que estuvimos era de 8 personas).
La web donde solemos mirar es www.rentalinrome.com, que tiene muchísimos en zonas perfectas de Roma. Recomendamos mucho el entorno de Campo dei Fiori. Mucha gente tiende a ir a la zona de Termini (la estación de tren y bus) pero no la recomendamos porque es muy incómoda al estar lejísimos del casco histórico. Personalmente prefiero un alojamiento peor en una zona buena que uno de lujo en el quinto pino.

2.- Transporte:
Roma en Vespa es la opción ideal, como demostraron en
"Vacaciones en Roma"
En Roma hay buenos servicios de transporte público. Bus, tranvía y metro (este último en la zonas alejadas del casco histórico por razones obvias). Mucha gente no compra billetes de autobús porque no siempre te lo piden, pero si te pillan te multan y no merece la pena por unos pocos euros hacer el tonto, ni siquiera por la “diversión” que para algunos tiene colarse en el bus.
La opción ideal para moverse libremente es la moto. Hemos probado un par de veces y es una maravilla porque se puede aparcar en cualquier parte, incluso en el centro en el entorno muy cercano de las zonas peatonales (al lado del Panteón, por ejemplo, se puede aparcar sin problemas). El tráfico es fluido y en la moto muy sencillo, aunque van rapidito.
Nosotros las alquilamos en una empresa llamada www.onroad.it. Las puedes reservar por Internet y tienen dos puntos de entrega, uno en el entorno de Termini y otro más céntrico cerquita de Campo dei Fiori. Lógicamente más recomendable este último que encima queda a mano de la zona recomendada para el apartamento.
Para hacer desplazamientos en ciudad la moto es una opción comodísima porque Roma es muy grande y desde el Vaticano hasta el Coliseo, por ejemplo, hay unos cuatro kilómetros aproximadamente en línea recta. Te permite también visitar cosas menos habituales, como las que diremos más adelante que están cerca de la ciudad pero no lo bastante para ir andando, o tener más libertad para cambiar de zona rápidamente.
Sí es cierto que hay que tener algo de experiencia para no tener problemas. El tráfico en la ciudad tiene mala fama pero en mi opinión es algo exagerada. Conducen bastante rápido pero bien, no he visto jamás un accidente y aunque te piten si eres lento, pues te echas a un lado y punto.

3.- Lugares a visitar:
Cualquier guía de Roma te dirá las cosas que ver como “imprescindibles”. Por supuesto cada cual es un mundo y depende mucho de los gustos, pero para nosotros los sitios “mágicos” fueron los siguientes:
  • En la zona histórica:
    1. El Panteón, situado en pleno casco histórico y referencia absoluta en Roma. No sé muy bien por qué me gusta tanto, pero me parece el sitio más magnético de toda la ciudad. Curiosamente por dentro solo me gusta la cúpula, porque la parte de abajo me resulta algo hortera, pero por fuera y la parte de arriba tiene ese “je ne se qua” que atrae tanto.
    2. Castillo de Sant Angelo
      El Castillo de Sant'Angelo, una fortaleza romana que fue modificada con el paso de los siglos. Los viernes y sábados abre por la noche y es muy recomendable ir a última hora del día para ver la puesta de sol e incluso cenar allí, que hay una cafetería con vistas muy bonitas hacia el Vaticano y la ciudad de Roma. Las cenas son sencillas (pizza, pasta y poco más) pero no vas por la comida, sino por un sitio que merece la pena.
    3. Por supuesto la zona arqueológica del Coliseo y el Foro romano son imprescindibles. El Coliseo es un poco rollo por las colas pero sorprendentemente hay que acertar con la hora (varía) y normalmente hay menos cola en la taquilla sin reserva que con ella, supongo que porque todo el mundo reserva por si acaso.
    4. Villa Borghese, son los jardines de los palacios de la familia Borgia. Están en pleno centro, en una colina, y particularmente hay un restaurante llamado Casina Valadier que recomendamos muchísimo para ir a cenar un día (tienen web para reservar previamente). Unas vistas espectaculares de Roma y una puesta de sol magnífica en un restaurante digno de ver porque es un antiguo palacete. La comida no es precisamente barata pero un día es un día y aunque es tipo “nueva cocina” (con la que yo no comulgo) hay platos ricos.
    5. Vaticano: Se puede entrar en la Basílica de San Pedro y subir a la cúpula (esto último muy recomendable, como habréis visto nos gustan los sitios con vistas). Los museos vaticanos son espectaculares aunque a mí personalmente me enfadaron mucho por el lujo y el boato que contienen que se podría utilizar de otra forma, pero bueno... culturamente es impresionante.
    6. San Pietro in Vincoli: Es la iglesia donde está el Moisés de Miguel Ángel. Nada más que añadir. Solo por eso merece la pena.
    7. Pasear, pasear y pasear. Dividir la ciudad en zonas y andar sin descanso es lo mejor para conocer cualquier sitio, pero más Roma que es una ciudad pensada para disfrutar de sus callejas y su ambiente. La zona de Trastevere para cenar y tomar algo es perfecta.
  • Fuera del centro:
    • Estas zonas ya serían para ir en transporte, en moto se puede perfectamente.
    Juegos de agua en Villa del Este
    1. Villa Adriana y Tivoli. Se necesita un día completo pero merece muchísimo la pena. Villa Adriana está a unos 20 kilómetros de Roma, que se pueden hacer muy bien en la moto. Es un parque arqueológico espectacular, con los restos de un palacio de los césares impresionante. La recomendación es ir por la mañana y dedicar varias horas a pasearlo tranquilamente (llevar sombrero porque NO hay ni una sombra casi en todo el yacimiento).
      Justo frente a Villa Adriana hay un pequeño restaurante/cafetería que tiene una gran arboleda donde comer. Es sencillo pero se come razonablemente bien y se agradece después de tanto sol.
      Al salir de Villa Adriana y desps de comer recomendamos vivamente acercarse a la vecina localidad de Tivoli, precioso pueblo donde hay un palacio llamado Villa Del Este, una joya cuyo mayor atractivos son los jardines, con juegos de agua dignos de ver (sobre todo cuando hace calor).
    2. Ostia Antica: Otro yacimiento situado junto al mar. También está a unos 20 kilómetros de Roma y se puede hacer en moto o en tren. Como aquí es “destino único” (en el anterior se iba a varios sitios y la moto es mejor opción) también es razonable el tren que, aunque te sujeta a horarios, tiene una parada en este yacimiento. Es el antiguo puerto de Roma y es impresionante ver los restos que se conservan, mosaicos entre otros.
    3. Catacumbas: Hay varias, de hecho hay muchísimas. Nosotros vimos dos, las de San Sebastián y las de San Calixto. Cualquiera de las dos es digna de ver y dependiendo de los días de apertura se pueden ver con guía, lo que es muy recomendable.
Por supuesto esto no es una guía pormenorizada, y faltan sitios como la Fontana de Trevi (porque esa os la vais a encontrar sí o sí) que son hiperturísticos pero que quizá tienen para nosotros menos encanto que los mencionados.
A las personas que les escribí esta pequeña guía les indiqué que podían llamarme para aclarar lo que sea. Hago extensiva esta invitación a todos los lectores del blog, que pueden preguntar lo que quieran en los comentarios y si está en mi mano les contestaré lo que sepa.
¡Buen viaje a los afortunados que visiten la Ciudad Eterna!

Un añadido de última hora:

Gracias a una persona que me lo recordó en el Facebook, añado un nuevo sitio para visitar que es muy llamativo aunque no recomendable para los aprensivos. La Iglesia de Santa María de la Concepción, en Via Veneto, alberga una serie de capillas en su cripta realizadas con ¡huesos! de los monjes del convento. Es macabro pero algo difícil de olvidar y una curiosidad muy interesante.

¡Buen viaje nuevamente!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.