jueves, 8 de junio de 2017

Lugo debe hacer un homenaje a Ignacio Echeverría

En Lugo, que yo sepa, hay dos parques de skate. Uno está en Fonte dos Ranchos y otro en la zona de la antigua Frigsa. No les conozco nombre a ninguno de los dos pero creo que no sería mala idea ponerles el de Ignacio Echeverría.

Tampoco sobraría una placa que explicara su heroica acción para que los chavales que allí se concentran tengan un modelo digno de tal nombre.

Que Ignacio Echeverría Miralles de Imperial hubiera nacido en Galicia es irrelevante, pero como los humanos somos como somos nos hace sentir más cerca a este buen hombre que a otras víctimas por un hecho tan casual como el lugar donde vino al mundo.

En cualquier caso la noticia de su fallecimiento nos ha hecho sentir que la esperanza se pierde y que los terroristas acaban con toda posibilidad de brillo en el futuro. Pero este sentimiento descorazonador no puede arraigar y no debemos permitir que nos lleve a la tristeza, sino a la rabia. Ignacio tiene que ser vengado, por duro que esto resulte, porque esa venganza tiene una utilidad: evitar más masacres futuras.

Occidente reacciona a las agresiones terroristas con minutos de silencio y poniendo velas frente a fotos de sus muertos. Imaginen que hubiéramos hecho eso frente a ETA o frente a los nazis... hoy todos hablaríamos alemán bajo el yugo de la esvástica.

Ignacio Echeverría - Foto: El Mundo
Es muy difícil ser civilizado y proporcional cuando la valentía de un hombre que reaccionó como no sé si yo sería capaz de reaccionar se castiga con la muerte. Ignacio, ante un ataque a una mujer, no huyó despavorido como haríamos probablemente la mayoría, sino que se lanzó contra el asesino y defendió la vida ajena sacrificando la propia. Difícil encontrar mayor signo de heroísmo.

Ahora falta saber por qué se tardó tantísimo en saber que no vivía. Las teorías van desde un error en la identificación a una catastrófica equivocación por la que Ignacio murió por disparos de las fuerzas de seguridad, pero por ahora no son más que eso, teorías.

Lo que no es discutible es que su acción merece reconocimiento y en Lugo hay dos posibles lugares que serían perfectos para ello. Lugo debe hacer un homenaje a Ignacio Echeverría, y al igual que nuestra ciudad, todas. No esperen ni un minuto y háganlo.

1 comentario:

  1. Me temo que le parque de skate de Fonte dos Ranchos no existe desde hace bastantes años, ahora hay una zona de juego para niños: https://www.google.es/maps/place/43%C2%B000'41.5%22N+7%C2%B033'59.2%22W/@43.0115406,-7.5664115,30m/data=!3m1!1e3!4m5!3m4!1s0x0:0x0!8m2!3d43.011533!4d-7.566455

    ResponderEliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.