martes, 5 de junio de 2018

La fantástica iniciativa de los niños del María Auxiliadora

El panel de los códigos QR elaborado por los alumnos de primaria
Hace poco más de mes y medio publicaba un artículo hablándoles de una iniciativa del colegio María Auxiliadora en que los niños de primero de ESO se encargaron de elaborar unas audioguías sobre lugares y monumentos de Lugo. Hoy les traigo de nuevo el tema porque ayer presentaron en el Colegio el resultado de este proyecto y tuvieron la amabilidad de invitarme.

Hay que decir que el resultado es magnífico y que cada una de las fichas que prepararon funcionó perfectamente y el audio saltó al teléfono móvil con esa rapidez que solo da la tecnología cuando funciona correctamente. Las herramientas usadas fueron todas gratuitas, desde el programa de generación de códigos QR, que es como se leen las fichas, hasta el servidor donde se alojan los archivos, pasando por los portátiles del programa ABALAR, lo que demuestra, una vez más, que no se trata de dinero sino de interés.

Los chavales hicieron las fotos, grabaron los audios, incluso tocaban la música que suena de fondo… y todo esto en una clase de oratoria que tan solo supone una hora semanal en su plagada agenda.

Las comparaciones son terribles como ya sabemos. En el año 2012 el Ayuntamiento de Lugo presentaba a bombo y platillo unos paneles con códigos QR turísticos en que se podía acceder a unos vídeos. Aquella iniciativa costó la friolera de 75.000 euros, ahí es nada, y cubrían 29 puntos. Los niños han hecho gratis 45.

Muchas veces no se trata de tirar de talonario sino de llevar a cabo iniciativas bonitas que además tienen un doble componente: por un lado está la belleza de que los ciudadanos expliquen a los visitantes lo que están viendo y por otro la cuestión de la educación de los niños, tanto en la metodología usada, muy completa por cierto, como el fin en sí mismo.

Ahora nos toca a todos los demás apoyar este tema. Varios asociados de la Lugo Monumental ya se han ofrecido a utilizar estos códigos para promocionar los monumentos de su entorno y el colegio María Auxiliadora está pensando en ampliar esta iniciativa y mejorarla con su traducción a gallego, inglés y francés… para empezar.

Así da gusto, la verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.