martes, 8 de marzo de 2022

La cafetería de la vieja cárcel otra vez sin interesados (y van 4)

 

De las vistas no se come. El pliego de condiciones era inasumible por cuarta vez y así ha quedado, desierto otra vez.

Decían “fuentes municipales” en el año 2018 que era “incomprensible” que nadie se quiera hacer cargo de la cafetería de la vieja cárcel, porque consideraban “una bicoca” la concesión… Pues es la cuarta vez que nadie, absolutamente nadie, quiere hacerse cargo de esa supuesta “bicoca” y, tal y como les contabael pasado 1 de febrero, sólo hay que leer el pliego de condiciones para entender por qué es un regalo envenenado.

Evidentemente yo no soy hostelero ni lo he sido nunca. Mi familia sí, durante décadas, y haber nacido y crecido en ese ambiente, trabajando en el restaurante bastante a menudo y echando una mano siempre… pues algo se te pega. De todas formas no creo que haya que ser diplomado en hostelería para entender que la presunta ofertaza no era tal cosa y que aunque las vistas desde la cafetería de la vieja Cárcel son bonitas, sólo con eso no se mantiene un negocio en marcha.

Así que ahora a la administración municipal sólo le quedan tres caminos por delante: o intentar una quinta licitación, con el nuevo ridículo que supondría no conseguirlo si mantienen unas condiciones que no son asumibles, o cambiar el pliego y ofrecer un espacio que ha costado una fortuna de todos los lucenses por un precio no acorde con el gasto (eso lo doy por sentado hagan lo que hagan porque el dispendio fue un disparate)… o explotarla ellos mismos.

Esta última opción es la que me gustaría más que tomase el Ayuntamiento. Que se pongan a contratar gente y a gestionar ellos ese espacio, esa “bicoca” para que vean que la cosa no es tan sencilla. Es más, les invitaría a que lo hagan y que las cuentas sean públicas hasta el último céntimo para que, si como dicen es el chollo del siglo, nos demuestren a todos que tenían razón y que los demás no tenemos ni idea de gestión.

Trabajar con dinero público es fácil. Nada parece costar nada, todo es aparentemente gratis, las inversiones exageradas son la norma, la necesidad de beneficios no existe, el supuesto margen industrial lo pagamos todos y no hay que tener ninguna preparación para dilapidar el dinero común. Así cualquiera. Pero claro, en el momento en que tengan que gestionar una actividad que debería dar beneficios (según ellos sería “incomprensible” lo contrario), la cosa cambia y los que entienden que la esfera privada se tiene que mojar, ya se arrugan y el tema no es como nos quieren vender.

Pero ellos lo tienen más fácil. No necesitan más que poner unas máquinas de bebidas (lo que no cumpliría el pliego actual, pero ya saben que la administración puede hacer lo que veta al resto) y si tal unas cámaras para que la gente no haga el ganso más de lo debido… y esperar a que no pase nada gordo. No sería una cafetería, claro está, sino simplemente un espacio de autoservicio, un Ikea de latas y cafés en vasos de cartón, pero les enseñaría que incluso así no es tan fácil de gestionar y que cuando alguien se tire por el balcón o haga un estropicio en el baño (algo más frecuente de lo que cabría esperar en un mundo presuntamente civilizado) entenderán que su mundo de fantasía en que el malvado empresario sólo quiere extraer el jugo de la pobre e indefensa administración es más falso que un duro de madera.

¡Anímense! ¡Exploten la cafetería desde el propio Ayuntamiento! Sería divertido.


4 comentarios:

  1. Ay, Don Luis! se le ocurre usted cada cosa...
    Con el precedente del parque solar de O Ceao, que perdía pasta a esgalla y que ya no existe, o el de la Fábrica de la Luz, cuya concesión perdieron, o el de la ORA, que también iban a explotar directamente, o...
    La lista de despropósitos es larga, muy larga.
    Y usted animando a que se amplíe. Es usted un cachondo.
    Mientras no se les metan unos okupas a "explotarlo" todo va bien.

    ResponderEliminar
  2. cuanta razón. conozco a varios funcionarios totalmente desubicados y fuera de la realidad. según he leido alguna vez, usted también lo es. No quiero ofender a nadie pero he escuchado recientemente estos comentarios: ¿pero quien compra aceite de girasol si es una porq**ia? Hay que consumir de oliva.... Este centro de salud es una mie*da, habría que tirar con todo y hacerlo de nuevo... el colegio infantil de la piringalla está viejo y es un asco, a ver si lo tiran y hacen uno más grande... ¿estoy yo loco o esto es lo normal? Concuerdo con su opinión en este tema y otros muchos relacionados con el quemar el dinero a lo loco

    ResponderEliminar
  3. Estimado Luís,

    Ou se cadra vai sendo tempo de pensar que foi un erro meterlle ese andar ó edificio e pensar en alternativas ou outros usos para ese espazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que fue un error lo tengo clarísimo desde el principio. De hecho en este mismo blog he publicado varias veces que me parece un disparate porque la cárcel originalmente era muchísimo más atractiva sin ese adefesio que se le metió en los 50/60 para la policía y que ahora se ha incrementado en vez de eliminarse...

      Saludos.

      Eliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de ''sentidiño'' y cortesía.