martes, 17 de agosto de 2010

Siete usuarios

Siete usuarios, no ocho ni nueve, sino siete ciudadanos son los que han utilizado la administración electrónica del Ayuntamiento de Lugo durante los tres primeros meses de funcionamiento del sistema. Vamos, que ni siquiera los 12 concejales del PSOE se han molestado en abrir la ventana y probar a pedir un certificado de empadronamiento, aunque sólo fuera para explicar a la gente lo bien que funciona.

imagenes_Administracion_electronica_a3340fba La (asumo que millonaria) campaña publicitaria pagada por nuestro bolsillo comunitario no ha servido para nada. Los lucenses no están por la labor de sumarse a la administración electrónica, y tiene su lógica. Si no se fían demasiado del funcionario y el papelote de toda la vida, ¿cómo se van a fiar de un ordenador?

En un Ayuntamiento que presume de “super tecnológico, osea”, y que tiene al frente a un alcalde que se pasa la vida diciendo lo mucho que gastan en nuevas tecnologías y modernización, es un palo bastante grande ver que la ciudadanía no le hace demasiado caso y que sigue prefiriendo los cauces ordinarios, lentos pero seguros.

Volvemos a lo de siempre, gasto público ineficiente en el mejor de los casos, y despilfarro en propaganda en el peor. Lo importante para Orozco no es que la administración electrónica funcione, sino que la gente perciba que “está en ello” y que es super moderno, que es lo que da votos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.