lunes, 17 de octubre de 2011

Lo verdaderamente relevante es vender.

Una sección de cotilleos en un periódico local parece obligada. La de El Progreso, llamada “Mira Lugo”, es heredera de aquella famosa página de “El Despertador” firmada por Marta Becerra, seudónimo de conocidos periodistas lucenses que se divertían, y nos divertían a todos, con historias para todos los gustos sobre la “jet set” lucense.

Cotilleos El “Mira Lugo” es, desde que no escribe Juan Soto, la sección más consultada del periódico. Todo el mundo va corriendo a ver de quién hablan hoy, y respiran aliviados si no salen, al menos cuando son cotilleos más o menos malignos. A veces no lo son. Hace unos días, por ejemplo, recogieron que Joaquín García Díez no asistió a los actos de la Guardia Civil del 12 de octubre por elegancia política, ya que las cámaras están disueltas y, por lo tanto, en este momento no es Diputado, que es por lo que se le invitaba. Es llamativo que un candidato, cabeza de lista del PP en Lugo, renuncie a figurar en un acto porque considera que no es lo adecuado. Llamativo y decente, que es lo más llamativo valga la redundancia.

Hoy recoge el “Mira Lugo” el estupor que se ha instalado en la Policía Nacional ante las felicitaciones que el Alcalde de Lugo ha extendido a la Policía Local por su “magnífico trabajo” durante las fiestas de San Froilán. La guasa viene de que los agentes de la Nacional tuvieron que cubrir funciones que no les corresponden durante las fiestas porque, según el subdelegado del gobierno, había un descontrol tremendo y había que dar servicio. Y eso que son del mismo partido.

El comunicado del Alcalde es la quintaesencia de la política actual: la imagen ante todo, aunque haya que negar hasta lo evidente. Si la Policía Local pasa de todo y hay que cubrir sus funciones con Policía Nacional, da igual, se les felicita de la misma manera y se queda bien con ellos, que ahora están negociando salir del laberinto en que se han metido tras 12 años de pulso entre Orozco y los agentes. La realidad es irrelevante, lo que cuenta es cómo se venden las cosas.

Estamos en un momento en que lo que importa es colocar el producto. Da igual que se trate de sopas de bote anunciadas por unos niños informáticamente alterados para que canten y bailen de forma grimosa, o de alarmas para casa que nos vende amenazadoramente el hombre del tiempo (no sé si han visto el anuncio de Mario Picazo, pero acojona al más valiente, con sus advertencias de que si te pilla un ladrón en casa te liquida sí o sí). Lo verdaderamente relevante es vender.

policia local de lugo Orozco, que es un maestro de la manipulación de la realidad, ha colocado en la mente de los lucenses que el gran cambio que vivió Lugo a finales de los 90 fue obra suya, que de las torres del Parque de Rosalía no tiene culpa alguna, y que los escándalos que sacuden Lugo son ajenos a su vida y milagros. ¿Cómo no va a convencernos de que la Policía Local es magnífica ahora que le interesa alabarlos? En otras ocasiones en que se habían comportado igual eran Satanás encarnado. Ahora no, son maravillosos, aunque por lo visto su trabajo lo hagan los Nacionales. Lo que son las conveniencias del momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.