viernes, 17 de enero de 2014

Cifras y letras parlamentarias


Estamos en una sociedad que, como ya hemos dicho algunas veces, prima la cantidad sobre la calidad. Parece que un tonel de mierda vale más que una botella de agua, pero salvo que uno tenga que abonar un campo, esto no es cierto.

En la política, esa, por lo visto, malvada actividad, esto llega a su culminación con los concursos de “cifras y letras” que recoge la prensa y que tanto gustan: “el Parlamento ha aprobado este año 231 leyes (es un decir), muy por debajo de las 342 del pasado año”… como si eso fuera un termómetro que diagnosticara la actividad de sus señorías.

Lo mismo se usa para diagnosticar la actividad de un diputado o un senador. “El señor fulano de tal, senador/diputado por Lugo, no ha presentado ninguna iniciativa en lo que va de año, mientras que mengano de cual, compañero suyo de escaño, ha registrado 423”. Lo que ignora mucha gente, que francamente creo que está deseando justificar su odio a “los políticos” como si fueran marcianos, es que hay dos cuestiones vitales en este asunto: la primera es que los parlamentarios del grupo del gobierno no suelen presentar ninguna iniciativa porque éstas las presenta el gobierno, y no ellos.

Por ejemplo, si un diputado lucense quiere presentar un plan de arreglo de carreteras lo que hace es planteárselo al ministerio directamente para que éste lo incluya en el plan nacional de mantenimiento de carreteras, y que el ministro lo presente en el Parlamento.

Esto tiene dos razones: la primera es que el gobierno tiene que lucirse, y la segunda que la tramitación es más rápida y con menos trabas burocráticas, ya que según la Constitución no es lo mismo una proposición que un proyecto, y estos últimos los propone el Gobierno y tienen menos pasos que dar.

Pero hay una segunda cuestión vital de las que les decía antes: el truco del almendruco que viene a ser presentar iniciativas como churros cambiándoles una palabra. Les pongo un ejemplo:
  • El senador/diputado fulano de tal presenta al Ministerio de Fomento la siguiente iniciativa: Revisar y reparar la carretera Nacional VI en la provincia de Lugo... en su tramo de Piedrafita a As Nogais...
  • El senador/diputado fulano de tal presenta al Ministerio de Fomento la siguiente iniciativa: Revisar y reparar la carretera Nacional VI en la provincia de Lugo... en su tramo de As Nogais a Nadela...
  • El senador/diputado fulano de tal presenta al Ministerio de Fomento la siguiente iniciativa: Revisar y reparar la carretera Nacional VI en la provincia de Lugo... en su tramo de Nadela a Lugo...
  • El senador/diputado fulano de tal presenta al Ministerio de Fomento la siguiente iniciativa: Revisar y reparar la carretera Nacional VI en la provincia de Lugo... en su tramo de Lugo a Rábade...
  • El senador/diputado fulano de tal presenta al Ministerio de Fomento la siguiente iniciativa: Revisar y reparar la carretera Nacional VI en la provincia de Lugo... en su tramo de Rábade a Begonte...
  • El senador/diputado fulano de tal presenta al Ministerio de Fomento la siguiente iniciativa: Revisar y reparar la carretera Nacional VI en la provincia de Lugo... en su tramo de Begonte a Baamonde...
Hala, ya tienen 7 iniciativas. Porque para la prensa, para la web del Congreso y del Senado, y para el ciudadano que tiene poco interés en rascar bajo la superficie, es lo mismo cualquiera de esas siete chorradas que presentar un proyecto de ley. Es un número, como el otro.

Otro truco barato es “El senador/diputado fulano de tal pregunta al Ministerio de Educación sobre el grado de desarrollo presupuestario de su departamento en el ayuntamiento de…” y ahí se rellenan 67 preguntas con los 67 ayuntamientos de la provincia… y se quedan tan anchos.

¿Qué es fraudulento? En mi opinión no, porque sólo engaña a quienes se quieren dejar engañar, a quienes miran el número pero no el contenido.

Reconozco que es más fácil saber cuántas que cuales, porque esto último requiere esfuerzo, cogerse el listado y leer, aunque sea, el encabezado de las iniciativas para ver si tienen “chicha” o sólo son para rellenar.

Y nos cuesta tanto leer…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.