viernes, 14 de febrero de 2014

El precio de la inteligencia gubernamental

Publica el boletín oficial de la provincia de Lugo del pasado día 11 de febrero que la Diputación de Lugo aprobó el pliego de cláusulas administrativas para un concurso destinado a poner en marcha el “Gobierno Inteligente para los ciudadanos de la provincia de Lugo”. Por lo que se ve el que tenemos a día de hoy es un poco lerdo y lo primero que a uno se le viene a la cabeza es algún tipo de cursillos para líderes políticos.

Siendo una cuestión lucense, y con la que está cayendo desde los juzgados, personalmente les sugeriría que el primer curso a dar debería ser el de cómo convocar concursos sin que sea fácil que los gane la empresa del colega de turno para llevárselo crudo, pero me parece que no sería de gran interés para muchos de los destinatarios.

Sin embargo me gustaría llamarles la atención sobre un punto de este contrato: no tengo ni idea de qué es lo que se quiere contratar. Les reproduzco textualmente lo que dice el anuncio en la descripción del objeto del contrato:


“Descrición: servizos para a posta en marcha do Goberno Intelixente para os cidadáns da provincia de Lugo: Rede provincial de concellos para o fomento da participación cidadá e da transparencia”.

¿Qué es exactamente de lo que hablamos? ¿Cursos? ¿Una red de oficinas de información? ¿Algo informático? ¿Una nueva línea de negocio para Vendex? No tengo ni idea, y el enunciado no es que ayude demasiado. Les invito a entrar en la web de la Diputación y encontrar más información porque así me lo aclaran, y la verdad es que sería de agradecer.

La falta de claridad tiene sentido cuando el concurso es para “compra de papel en formato DIN A4 para fotocopiadora” porque eso sabe todo el mundo lo que es, y aún así hay muchas cosas que matizar: gramaje del papel, plazo de entrega, almacenamiento, distribución… pero eso de “Gobierno Inteligente” puede ser cualquier cosa.

Podríamos pensar que es un tipo de iniciativa que no es necesario contratar demasiado por su bajo coste, pero es que el importe total de la broma es de 1.560.239,34 euros, casi 260 millones de pesetas, que asusta más en la vieja moneda. Se ve que el gobierno provincial de Lugo es más tonto de lo que parecía si necesita semejante inversión para volverse inteligente.

Creo que ese dinero se podría emplear mucho mejor en otras cosas, pero bueno, hablamos de la Diputación, así que creo que ya no extraña a nadie que se queme el dinero de esa forma. La duda es, si Besteiro va a la Xunta, ¿cuánto costará hacer espabilada a la administración autonómica? Ya podemos ir preparando la chequera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.