lunes, 25 de abril de 2016

La reencarnación de Orozco

Cuando una persona te cae bien es complicado pensar que puede estar tomándote el pelo, incluso a pesar de que ya vamos teniendo una edad y deberíamos estar acostumbrados a que no son lo mismo las buenas formas que los buenos fondos. Me pasó en su día, allá a principios de siglo (dicho así suena fatal) con Orozco y me ha pasado lo mismo con Lara Méndez.

Orozco tuvo la amabilidad de recibirme en su despacho para charlar sobre Lugo a raíz de una carta al director que publiqué en su momento, pero todo lo que me dijo se quedó en palabras huecas y en la táctica de “la mano por el hombro”, que es muy agradable para el administrado pero que no sirve absolutamente para nada si no tiene respaldo efectivo.

Con Lara Méndez me ha pasado exactamente lo mismo. La misma amabilidad y la misma falta de acción, incluso puede que algo más acusada quizás por la notable debilidad de un gobierno al que llegó de carambola y que cuenta con menos de un tercio de los concejales del Pleno.

Reconozco que estoy enfadado y quizás por eso pueda ser más duro de lo esperable, pero qué quieren que les diga, me han mentido a la cara y eso molesta.

En octubre del 2015, es decir, hace seis meses, en una entrevista que le hicieron a la actual alcaldesa dejó caer como quien no quiere la cosa que la revisión del PEPRI no estaba “sobre la mesa” del Gobierno local, menos de un año después de que el Pleno del Ayuntamiento, por unanimidad, acordara la urgencia del tema. 
 


Como de aquella yo llevaba Lugo Monumental, salí, como no podía ser menos, a protestar porque la premura de la reforma del PEPRI no es algo discutible, sino una necesidad palmaria recogida por todos los sectores implicados tanto directa como tangencialmente en el casco histórico. Al día siguiente salieron también todos los grupos municipales de la oposición a corregir a la alcaldesa y a exigir la revisión del plan… y hasta hoy, que nos desayunamos con la noticia de que, ¡oh sorpresa!, nos llevan tomando el pelo a todos durante medio año diciéndonos que sí pero que es que no.
 
 

Por si fuera poco, cuando salió en prensa todo aquello, recibí una llamada del Ayuntamiento (no diré quién porque creo que eso corresponde a una cortesía, que se ha demostrado falsa, pero que corresponderé aunque me cueste) en que se me aseguró reiterada, firme y solemnemente que el tema de que la revisión del documento no estaba sobre la mesa era una cosa que se había dicho pero que se había malinterpretado, y que era una “prioridad” para el gobierno. El tiempo confirma que no es cierto ni eso ni la llamada que recibí, lo que me hace recordar aquella frase de Liñares sobre Orozco: “Convence pero luego engaña y no cumple”.

Es comprensible que se quiera dar prioridad a otros temas, nadie lo discute, pero sabiendo los plazos que ocupa la revisión del PEPRI, ¿no les parece razonable ir iniciando los largos y farragosos trámites que hay que superar para esta cuestión? ¿A qué esperan? ¿A que la Tinería se nos caiga encima literalmente para empezar a impulsar una reforma razonable?

La política es terrible. Hace que confundas a las personas amables con las cumplidoras y que te dejes engatusar por la creencia de que quien guarda unas buenas maneras será efectivo. Parece ser que salvo contadas ocasiones son cuestiones contrapuestas y que aquí no se salva ni la caridad.

Señora Méndez, nos ha mentido, y eso es un sapo complicado de tragar. Me parece una persona amable y eso es importante, pero hacer su trabajo lo es mucho más, y su trabajo, aunque no lo crea, no es prepararse para las siguientes elecciones sino gobernar esta ciudad, que para eso le han elegido los concejales de PSOE, BNG y Lugonovo. O eso nos han dicho. 
 
Se ve que aquello que Liñares dijo de Orozco puede que lo tengamos que aplicar a Lara Méndez, que se está empezando a demostrar como una digna sucesora del anterior alcalde, pero no en el buen sentido de la expresión. Es la reencarnación de Orozco.

2 comentarios:

  1. Por lo poco que se de este tema que es solo por lo que pone el artículo, no veo que la Sra. Lara Mendez haya mentido. Dijo que no estaba sobre la mesa el tema del PEPRI pero alguien te llamo diciendo que si que era un tema para estudiar. ¿No te habrá mentido el/la que te llamó? ¿O puede que le hayan mentido a él/ella? ¿O él/ella lo haya entendido mal? Si la Sra. Lara Mendez dijo que no y es que no, ¿donde está la mentira? Otra cosa sería si es correcta o no su postura, pero aquí ya me meto en política, que no es lo mío. Un saludo. P.D.: Es bueno poner fecha a las fotos de las noticias para poder ubicarnos en el contexto.  

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así pensando. La única opción que se me ocurre para que puedas decir que te mintió es que esa llamada la hiciera la propia Sra. Lara Mendez! :-D

      Eliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.