viernes, 3 de marzo de 2017

La campaña de multas se cobra más de 500 culpables

La campaña de “Aparca con xeito!” es más que curiosa. Se trata, en resumidas cuentas, de intentar meter en vereda a los conductores que durante años se han (nos hemos) ido desparramando por la ciudad de forma caótica y selvática porque las autoridades se han dedicado a mirar para otro lado con la esperanza de que ese ahorro en multas se tradujera en votos, y quizás acertaron vaya usted a saber.
Lo más curioso del asunto es que se han dedicado a anunciar los plazos de dicha campaña. Esto es, que nos han avisado de que de tal a tal fecha se multará en paradas de autobús, de tal a tal otra en carga y descarga... y así. Esto, como ciudadanos españoles que somos, originará sin duda que los que tienen pensado seguir aparcando de donde les salga del freno de mano se hagan composición de lugar y se dediquen a dejar el coche donde no hay campaña. De libro.
Multando en parada de bus
Foto: La Voz de Galicia
En quince días 502 multas, recoge La Voz de Galicia. La campaña si tiene algo positivo para el ayuntamiento es aumentar su maltrecha recaudación a costa de los incumplidores. Esto es clave porque aunque pueda parecer que critico las sanciones no es así. A usted no le van a denunciar si aparca bien, si deja el coche en la inactiva zona azul, o en cualquier espacio en que se permita estacionar. Le van a poner el papelito azul si deja el coche donde no debe, así que no eche la culpa al policía sino que es mejor que para buscar al responsable eche mano del espejo más cercano.
Cuando hubo el rollo de los polis de café en el HULA alguno advirtió por ahí algo así como “anda que como se dediquen a hacer su trabajo os va a dar la risa”, y tenía parte de razón. Lo que pasa es que esa visión parte de un supuesto erróneo, y es que la multa es culpa del sancionador y no del sancionado. Falso.
Calle Orense: siempre en doble fila. Google Maps
En nuestra ciudad son habituales los casos en que se entorpece alegremente el tráfico sin mayores consecuencias. Hay viales como la calle Orense o la plaza de Fonte dos Ranchos en que creo que no he pasado jamás sin ver un coche en doble fila, pero como hay dos carriles la gente hasta ve normal esa absurda costumbre. De hecho si se fijan en Google Maps en esos dos puntos salen siempre coches en doble fila, sin excepción, e incluso en Fonte dos Ranchos la foto que tienen ahora mismo llama la atención porque hay vehículos estorbando con espacio para aparcar libre a su lado, que es otra llamativa tradición lucense de la zona.
Fonte dos Ranchos, misma situación aunque haya sitio
Google Maps
En Lugo se hace una campaña para sancionar vehículos como si fuera una extravagancia, algo ajeno a la realidad ordinaria que hay que cubrir con una novedosa iniciativa, mientras el resto del año las cosas siguen a monte. Así no vamos a ninguna parte salvo al caos.
De todas formas también hay que reconocer que los conductores de Lugo no lo tienen demasiado fácil porque en esta ciudad, de tamaño mediano, te obligan casi por decreto a usar tu vehículo para cualquier gestión, ya que el transporte público es un desastre de proporciones épicas, que la empresa por supuesto no va a arreglar de motu propio porque le va muy bien así. Total, pagamos todos.
Promocionar la bicicleta, el transporte público y la peatonalización son medidas obvias y previas a cualquier campaña de tráfico, aunque insisto en que si se hubiera sancionado durante todo este tiempo ahora no estaríamos en esta situación.
En los años 90 el entonces alcalde Joaquín García Díez tuvo la osadía de dar orden de denunciar a los vehículos que aparcaban en la acera. No junto a ella, sino sobre ella, ¡y le criticaron! ¡Cosas veredes!
Las normas hay que cumplirlas y si no se comparte su idoneidad cambiarlas. No hay más, y una campaña temporal no va a servir más que para llenar el buche de la administración y, una vez pasada, que la maleza mecánica vuelva a invadir la ciudad.

3 comentarios:

  1. Feliz cumpleaños señor Latorre. Por muchos años más dando la cara por Lugo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias :). Sobre todo por la segunda parte del comentario.

      Eliminar
  2. Me gustaría conocer su opinión sobre la concesión del premio Entre Mulleres a Mar Castro, experta en comunicación y protocolo. Me da la impresión que esa no es la finalidad del premio en cuestión que debería primar la implicación de las galardonadas en la igualdad entre hombres y mujeres. No conozco ninguna publicación de esta señora excepto lo relacionado con modales, protocolo, comuniciación, que ponerme de ropa, como colocar los cubiertos, como hablar en público..............para mi es fundamental la defensa de esos valores en un premio como este.

    ResponderEliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.