viernes, 4 de agosto de 2017

La victoria de Ángel Nieto en el Lugo de 1969

Referencia de prensa de la época sobre la importancia de la carrera de motos en las fiestas
A pesar de que recientemente se nos decía que “evolucionaba favorablemente” Ángel Nieto ha fallecido a causa de las secuelas del accidente que sufrió hace unos días en un quad. La importancia de la figura de este campeonísimo es difícil de entender para quienes hayan nacido después de mediados de los 80, pero para los de antes es una referencia indiscutible, comparable a Félix Rodríguez de la Fuente o el Un, Dos, Tres. Tanto es así que incluso yo, persona quien los deportes no le dan ni frío ni calor, cuando era pequeño andaba loco por ir a ver el museo de Ángel Nieto, e incluso conseguí que pospusiéramos una visita al Planetario (la otra gran atracción del día) para poder ir a ver las motos y demás chilindradas del que era el héroe de la época.

Ángel Nieto, el campeón de las 12+1, muere sin llevarse a casa un premio que todos sabemos que deseaba y que por la más elemental justicia debería haber recibido: el “Príncipe de Asturias” de los deportes, que me da en la nariz que cometerán la torpeza de otorgarle el próximo año de forma póstuma, lo que sería un último insulto a su memoria. No sé cuándo se lo podrían haber dado, pero desde 1987 que se vienen dando no creo que les faltase ocasión y creo que de forma más merecida que otros titulares del mismo, con todos mis respetos a la selección de rugby de Nueva Zelanda que me imagino que tendrá méritos más que sobrados pero que seguro que no se ofenderían si se les hubiera dejado para otro año en favor de nuestro compatriota.

Ángel Nieto, victorioso en la carrera de motos de
San Froilán de 1969 en Lugo
Nieto estuvo en Lugo en varias ocasiones, siendo la más recordada probablemente la de las fiestas de San Froilán de 1969, en que participó con tan solo 22* años (y arrasó, claro) en una carrera de motos que era entonces el principal atractivo de unas fiestas que ya se criticaban entonces por la floja calidad de las actuaciones. Hay cosas que no cambian.

Con una familia vinculada al mundo de las dos ruedas (soy de los Latorre de “Hijos de Félix Latorre”), la muerte de Ángel Nieto fue comentada en el grupo de Whatsapp de la familia, en que estamos bastantes y entre los que varios recuerdan aquella carrera claramente. Pasaba por delante del garaje porque fue en la ronda de la Muralla y también coincide que el año que participó Nieto fue el último año en que se celebró esa prueba, cosa que lamentaron tanto los aficionados al “motorismo” como se llamaba de aquella, como los ciudadanos que se veían por un día centro de un mundo ajeno pero interesantísimo.

Una de las carreras de motos de la época
Imaginen ese Lugo de finales de los sesenta, en que la visita de cualquier celebridad era motivo de cuchicheos y de expectación, lleno de motoristas que daban vueltas a la Muralla en una carrera que tuvo 10 ediciones y que convertía nuestra principal vía de tráfico en un improvisado circuito de carreras sorprendentemente bien valorado por los especialistas, que incluso decían que era de los mejores del país. No sé cuántos circuitos habría en aquel momento “para correr”, pero no creo que abundasen y en las ciudades me extraña que haya muchas vías de las características de nuestra Ronda.

Descansa en paz. Te llevas contigo un pedazo de nuestra niñez.

* Corrijo: había puesto que tenía 17 años pero me avisaron que era un dato equivocado, tenía 22. ¡Gracias por el aporte!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.