jueves, 26 de septiembre de 2019

''Diez minutos'' para saltarse las normas

Publicitando una instrucción que en mi modesta opinión es ilegal con el embotellamiento detrás y los coches subidos a la acera. ¡Ole! - Foto: COPE.es
Como máximo diez minutos” es el tiempo que la alcaldesa anunció ayer que permitirá a la gente saltarse a la torera las normas municipales en un clarísimo ejercicio de populismo, demagogia y, en mi modesta opinión, incluso rayando la prevaricación, ya que no solo está dando a la policía una instrucción que frontalmente contraria a la ordenanza de circulación vigente, sino que está invitando a la población a saltarse por las bravas lo que dictan esa norma y el más elemental sentido común.

El artículo 38.1.b) de la vigente Ordenanza de Circulación (que pueden consultar en el Boletín Oficial de la Provincia de Lugo del 8 de Junio de 2013), prohíbe expresamente la parada en doble fila, y el 38.2.e) veda el estacionamiento en doble fila. Las sanciones previstas en la tabla correspondiente ascienden a 200 euros en ambos casos (tanto la parada como el estacionamiento) y también en ambos casos considera dichos comportamientos como faltas graves. Hasta donde he podido ver no hay excepciones, reducciones ni salvedades en esos artículos o en otros, ni añadidos que digan “salvo los papás que van a llevar a sus niños al cole, que pueden hacer lo que le salga de las narices”. Es curioso, por cierto, que se haga esa excepción pero no otras como “es que es un minutito que voy a la farmacia”, “tengo que coger unas bolsas del Gadis” o “me estoy meando y paro en el bar”. Ya puestos...

Aquí nos encontramos con un caso de una alcaldesa que no solo ha dado una instrucción ilegal a la policía sino que sale en rueda de prensa a anunciarlo, y se queda tan ancha, quizá porque en Lugo nunca pasa nada y nadie tiene la osadía de decir que el emperador va desnudo (y cuando algunos lo decimos, nos caen chuzos de punta). Se está ordenando a la policía que permita la flagrante violación de una ordenanza y ese no es el camino, entre otras cosas porque eso es ilegal.

Si consideran que se ha de hacer alguna excepción, lo lógico es alterar la ordenanza. La norma puede recoger prácticamente cualquier cosa que no vaya contra una de rango superior, y la actual Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial solo impide estacionar en doble fila pero no dice nada de parar, con lo que se entiende que el Ayuntamiento podría autorizar esa maniobra con las debidas garantías. Pero hay que hacerlo como hay que hacerlo y no porque me sale de las narices.

En cuanto al fondo del asunto, qué quieren que les diga, ahora parece que los niños están hechos de material efervescente y que si se mojan se descomponen sobre la acera. Me cuesta mucho trabajo entender cómo puede ser que si a la gente le asignan los coles por proximidad a su lugar de residencia tienen que ir tantos en coche. ¿Quizá porque se hace trampa con los papeles para llevar al crío al “cole que nos gusta” y no al “cole que nos toca”? ¿A lo mejor porque se censan en casa de la abuela o del colega para que se asigne el colegio deseado? No me entiendan mal, creo que debería haber libertad de elección de centros sin necesidad de trampear el tema, pero también que quien toma esa opción tiene que ser consciente de sus consecuencias y una de ellas no puede ser entorpecer el tráfico porque no se quiere andar diez minutos. Así sale la gente como sale, que para ir a por el pan coge el coche.

Por último, hay un tema de lectura política en todo esto que me sorprende mucho: ¿no quedamos en que las competencias sobre movilidad las lleva el BNG? ¿Qué está pasando aquí? ¿Acaso es un nuevo gol que le acaban de meter a Rubén Arroxo por toda la escuadra? ¿El Bloque será cómplice de una instrucción que es clara, obvia y flagrantemente ilegal? Si, como estoy seguro, Arroxo tuvo que firmar el cierre del aparcamiento del centro, ¿se verá obligado también a firmar sanciones por parar en doble fila cuando la alcaldesa ha permitido lo contrario? Es un lío jurídico y político de mucho cuidado por hacer las cosas a la buena de Dios.

Entre esto y lo que está pasando con el aparcamiento de Ánxel Fole, cada vez estoy más convencido de que PSOE y BNG no acaban el mandato juntos.

3 comentarios:

  1. En la ordenanza a la cual usted alude, tambien autoriza realizar carga y descarga en zonas peatonales (aceras), lo cual es de dudosa legalidad, y no veo que usted lo critique, podra ser porque es en el centro y claro, a los comerciantes si si hay que dejarlos, y mas si es usted el que preside a los que beneficia esa "excepcion".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Por qué es de "dudosa legalidad"?... Yo he argumentado mi postura con artículos de la ordenanza, si es tan amable de indicar dónde se dice que esto no es posible en alguna normativa...

      Por otro lado, no conozco ninguna ciudad que impida la carga y descarga en zonas peatonales en determinados horarios. Sí he criticado reiteradamente que esos horarios se violan en Lugo sin mayor consecuencia, con lo que no sé a dónde pretende llegar.

      Eliminar
  2. Solo una puntualización a sus comentarios, acertados aunque en este caso no comparto (sí, soy papá mal aparcador... Hace unos años seguro que compartiria su punto de vista...).
    Las zonas de reparto de centros escolares son asignadas por la Conselleria de educación..... y no siempre son lo más cercano al centro Escolar, y comprendo la dificultad que ello conlleva, pero una parte de escolares viven en lo conocida como zona periurbana, y créame llegar con un Escolar de infantil o promaria en 10 minutos al centro Escolar es 'imposible'.
    Come he dicho en el resto toda la razón
    Un saludo

    ResponderEliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.