martes, 12 de abril de 2011

Otra oportunidad perdida para Lugo

Este sábado se celebró el 800 aniversario de la Catedral de Santiago. Para celebrarlo se organizó un abrazo colectivo al monumento que, por su belleza, simbolismo y singularidad histórica, fue respondido por una multitud tres o cuatro veces mayor de la prevista. Y fue gratis. La idea es bonita, pero no es nueva. Ya fue rechazada por Orozco para Lugo hace un par de años.

ensayo-abrazo-catedral Nuestra Muralla de Lugo cumplió el pasado año una década desde su declaración como Patrimonio de la Humanidad. Con tal motivo el entonces portavoz del Grupo Municipal Popular y ex-alcalde de Lugo, Joaquín García Díez, quien por cierto fue el principal artífice de la declaración del monumento, propuso la idea del abrazo a nuestro anillo de piedra. Por supuesto el PSOE votó en contra, y como en ese pleno faltaba un concejal del BNG (agrupación que votó a favor de la idea) quedó rechazada por Orozco y su grupo.

Estamos con lo de siempre: como la idea no es del PSOE o de Orozco, la tumban. Por supuesto que el abrazo tiene eco, no hubo más que ver los 5 o 6 minutos del telediario que le dedicó Telecinco, por ejemplo, con imágenes aéreas y reportaje a pie de calle incluidos. Esa promoción, a nivel nacional, nos la perdimos para la Muralla porque al Alcalde de Lugo no le dio la gana de aceptar sugerencias de quienes tiene por enemigos.

Lo que peor me sienta del tema ya no es que no se haga, sino los motivos que se adujeron, a cada cual más vergonzoso. El primero fue que no había dinero (los abrazos parece que cuestan mucho según Orozco), pero el más grave es el que se recoge en el acta del Pleno y que, en boca de la entonces concejala socialista de Cultura, decía lo siguiente:

“Señor García Díez, eu quería dicirlle unha cousa, di vostede que o abrazo este tiña que ter moita repercusión a nivel nacional, internacional. Non hai nada como unha destas macroorganizacións que falle para quedar realmente mal e ser todo negativo en lugar de positivo. É dicir, “agora como experiencia piloto”, non isto, se se fai faise ben, ben organizado e sabendo que temos a toda a xente que necesitamos -que non sei canta será pero debe de ser moita- para rodear a Muralla, porque como veñan todas as televisións nacionais aquí a filmar o famoso abrazo e non deamos a volta á Muralla, entón si que somos noticia, pero negativa.”

Es decir, que nuestros señores gobernantes no creen que los lucenses queramos tanto a nuestra Muralla como para juntarnos a su vera en un abrazo. La muralla tiene unos 2.200 metros de perímetro. Tomando como media un metro por persona, hablamos de unas 2.200 personas, 3.000 si quieren para no discutir por cifras. Lugo tiene unos 95.000 habitantes… ¿Me están diciendo que es tan complicado juntarnos 3.000 personas para esto? Si se avisa a los colegios cercanos, y se unen los funcionarios de las administraciones ubicadas junto a la Muralla, ya nos sobra gente. Pero es que ese no era el problema, era la disculpa. Lo triste es argumentar miedo a que Lugo no responda. La única cosa que lamento de aquel momento es que el PP no quisiera hacerlo por libre por no convertir la Muralla en un tema político. Tal vez el BNG se habría unido.

Pagaremos los errores del señor Orozco durante mucho tiempo, porque la difusión nacional de un acto bonito, y encima barato, no se compensa con visitas guiadas al cementerio.

1 comentario:

  1. Lugo no se merece a alguien como Orozco, con unas expectativas tan bajas para su ciudad. Espero que no le quede mucho tiempo como alcalde.

    ResponderEliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.