jueves, 10 de marzo de 2016

Rubén, estás equivocado

Entre mis amistades de Facebook contaba hasta hace poco con Rubén Arroxo (antes Arrojo), portavoz del Grupo Municipal del BNG en Lugo, una persona que me cae realmente bien y a la que no he tratado demasiado pero que en lo que lo he hecho me ha parecido un tipo aparentemente razonable. Aparentemente.

El motivo de nuestra “ruptura internauta” fue un vídeo que publicó con comentario adjunto y que me produjo tal cabreo que me pareció que era incompatible mantener ligada a mi perfil a una persona que pudiera decir cosas así. Quizás la pasión me cegó y fue un poco exagerado, pero ha pasado una semana aproximadamente y lo sigo viendo como una decisión razonable. A lo mejor pasado un tiempo se me pasa, pero por ahora no lo veo probable.

¿Qué ha podido publicar para una cosa así? Se preguntará alguno. Pues un vídeo de Arnaldo Otegi adornado con el siguiente texto escrito por Rubén: “Arnaldo Otegi, un dos grandes loitadores da vía pacífica para a liberación nacional de Euskal Herria, preso político do estado español por abertzale e marxista coherente, está dende hoxe na rúa. Un grande día para o irmao pobo vasco”.

Este mensaje, en la línea de Podemos y compañía, me parece tan sumamente grave que aunque pueda ser entendible por algunos no lo es por mí. Quizás porque me crie en una época en que veíamos casi todos los días matanzas en televisión y el telediario abría día sí y día también con muertes causadas por ETA. Justificar de una manera, por tangencial que esta pretenda ser, al terrorismo y encima asegurar que un tipo que secuestró, robó, atentó y apoyó a asesinos durante décadas está en la cárcel “por abertzale e marxista coherente” (se ve que la incoherencia exime del delito) me parece un insulto no solo a los muertos que se estarán revolviendo en sus tumbas sino a un Estado de Derecho que permite, porque no le queda otra, que la gente diga estas barbaridades... y que no mete en la cárcel a nadie por sus ideas como sí suelen hacer las dictaduras nacionalista-fascistas.

Una vez más tengo que defender el derecho de Rubén Arroxo (antes Arrojo) de decir lo que le venga en gana, aunque me revuelva el estómago. Es el precio de la libertad de expresión y seré el primero en pelear donde sea para mantenerla a toda costa, sobre todo para escuchar lo que no me gusta porque lo que me gusta ya lo digo yo. Otra cosa es que tenga que contar entre mis amistades, por virtuales que estas sean, con quien dice lo que me parece inasumible.
Traer a los amigos de Otegi es posible, a sus víctimas no.

No soy partidario de tirar de “enaltecimiento del terrorismo” a la mínima. Otegi fue condenado por ello si no estoy equivocado, además de "minucias" como secuestro o pertenencia a banda armada (ninguna sentencia le mete más años por abertzale y marxista), pero tampoco creo que la cadena sea eterna. La gente tiene derecho a equivocarse, y salvo amenazas o insultos y cosas de ese estilo no nos queda otra que tragar bilis y tener que soportar que haya quienes digan que ese señor es un pacifista o este tipo de cosas tan difíciles de escuchar.

En lo personal me ha ofendido, pero es que encima me ha parecido de una incoherencia tan brutal que no me parece lógico que un representante de un partido político que pretende silenciar a todo el que no piense como ellos, haga esas declaraciones. Para el BNG, los obispos no pueden hablar de nada, por ejemplo, ni es lícita en su opinión cualquier agrupación que no “condene expresamente el franquismo”. Podrá tener su lógica defender esas cosas, y es un punto de vista, fascista, pero un punto de vista que hay que respetar.

El genial Mingote retrató como nadie ciertas situaciones
Lo malo es que no sean igual de quisquillosos con quienes han matado gente a sangre fría, mediante bombas, tiros en la nuca o secuestrado a quien les ha dado la gana. No veo que pidan que Otegi "condene expresamente el terrorismo" antes de atreverse a compararlo con Nelson Mandela.
Ser activos defensores llamando “hombres de paz” o “presos políticos” a los terroristas y sus brazos políticos es una barbaridad de tal calibre que desacredita a quien lo dice. 
Con el terrorismo solo cabe la condena. Todo lo demás son figuritas decorativas. Rubén, estás equivocado.

10 comentarios:

  1. Por qué insiste vostede no de "Arrojo"? Tanto lle molesta?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, faltaría más. No me molesta en absoluto. Cada uno es muy dueño de hacer lo que le venga en gana con su nombre.

      Sí me parece un poco triste cambiarse el apellido para concurrir a unas elecciones, pero cada cual, insisto, hace lo que le parece conveniente. Si cito el nombre anterior es porque me parece que como era una persona conocida por ese nombre aclaro que se trata de la misma.

      Eliminar
    2. En galego os interrogativos e exclamativos non levan acento.

      "¿Por que insiste vostede no de Arrojo?"

      Eliminar
    3. Y me parece recordar que tampoco se abre interrogante, pero en ciertas cosas yo hablo de opiniones, no de clases de ortografía.

      En cualquier caso se agradece el apunte.

      Eliminar
  2. Eres libre de expresarte como hizo el, pero desde luego, no intentes convencer a la gente de que esta mal o no. La gente ya sabe que hacer, gracias.

    ResponderEliminar
  3. Ay, Luis, Luis. Rubén no está equivocado. Está en su linea y la de sus amigos galibanes.También Heydrich, el arquitecto de la "Solución Final", era un tipo encantador, por lo visto, el muy hijo de su madre.
    Ya estamos mayorcitos para creernos el cuento del caníbal vegetariano, hombre.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Pois non é tan diferente22 de marzo de 2016, 23:11

    disto: https://www.youtube.com/watch?v=KHU4O1AqkoA

    ResponderEliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.