viernes, 8 de julio de 2016

Foz y su tren turístico

Cuando hablo de Foz reconozco que no soy objetivo. Bueno, nunca he presumido de objetividad sino más bien de todo lo contrario. Sin embargo hay que decir que el caso de ese pueblo costero es un claro ejemplo de que uno ve lo que le apetece en la mayoría de los casos.

Foz es, como tantos núcleos urbanos de Galicia, un pueblo feo enclavado en un entorno impresionante. Con los años, lejos de mejorar su estética la cosa ha ido a peor, y se han seguido edificando monstruos inconcebibles para la población del lugar. Pero el turismo y el apartamento de playa de muchas personas han sostenido el chiringuito razonablemente bien, visto lo visto.

A pesar de la fealdad del ladrillo, cuya máxima expresión son las famosas torres (por si no las conocen son tres enormes edificios llamados torre F, O y Z respectivamente), es un pueblo que retiene cierto encanto más allá de la piedra. Supongo que porque todavía queda un atisbo de aquel pueblo de pescadores que yo apenas conocí cuando empecé a ir por allí.

Puede parecer contradictorio que empiece diciendo que no soy objetivo con Foz y luego estampe que es un pueblo feo. Sí, es contradictorio, para qué les voy a engañar… pero hasta en un lugar que se ha estropeado con la construcción irreflexiva de moles de hormigón hay todavía rincones que no se pueden obviar. Unos más conocidos y evidentes, como el paseo que hay entre la Rapadoira y la playa de Llas. Otros menos populares como la ría, que es digna de ver.

Para resaltar esos encantos y hacerlos conocer, el Ayuntamiento de Foz, dirigido por Javier, un alcalde al que le molesta que le traten de usted y con el que da gusto hablar, ha puesto a disposición de los visitantes (y los propios, por supuesto) un tren turístico. Si les parece una chorrada es que no tienen hijos o sobrinas que les sirvan de excusa para poder darse un paseo mientras, desde la supuesta locomotora, les van diciendo lo que pueden ver.



Aún no he podido pasar por allí, pero espero poder probar ese paseo… y luego ya si eso les digo que me parece vergonzoso que Lugo no tenga nada parecido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.