miércoles, 7 de diciembre de 2016

Dar la razón por la vía de los hechos

Espectacular foto del árbol navideño de Lugo - Autor: Jesús Burgo
Hoy me van a permitir que saque a relucir un asunto en que el Ayuntamiento me negó la razón en su día pero que este año me ha devuelto por la vía de los hechos. Sonará a autobombo, no se lo voy a negar, pero a veces uno se siente satisfecho porque se asuman sus críticas, habitualmente constructivas, y se tome nota sobre las rectificaciones a efectuar.

El Progreso
Diciembre 2014
En 2014 el Ayuntamiento tomó una decisión que nunca comprendí completamente: asumir el coste total de la iluminación navideña y no pedir colaboración a las empresas de las calles donde se instalaban los arcos decorativos. Me pareció llamativo porque no hubo nunca problema alguno para que los comerciantes pusieran su parte del dinero, salvo las franquicias y cadenas que normalmente pasan olímpicamente del tema a pesar de que nadie las acusa de “cutres”.

Pero a pesar de esa positiva predisposición y de la más que arraigada costumbre de ayudar, desde la concejalía correspondiente se comunicó que no se continuaría con el sistema. De hecho la polémica fue tan agria entre la Federación de Comercio (que gestionaba el asunto) y la concejala Carmen Basadre que el presidente de la primera, el señor Seijas, anunció una denuncia contra la edila que ignoro si se llegó a concretar, aunque asumo que quedaría en agua de borrajas porque ya sabemos que entre bueyes no hay cornadas.

La decisión municipal no tendría aparentemente mayor trascendencia salvo la económica, que no es poco, pero tuvo otro efecto colateral: el retraso en el alumbrado público navideño. Esto tiene como consecuencia directa que el indiscutible reclamo festivo se retrase y que el público acuda en menor medida. Obviamente no digo que sea la única causa de que la gente vaya en manada a los centros comerciales, pero parece más que evidente que ayuda porque de no ser así las grandes superficies no se gastarían fortunas en esto.

Tanto en 2014 como en 2015 se dejó la iluminación para después del puente, incluso para mediados de mes, lo que provocó la protesta de Lugo Monumental, que en aquel momento gestionaba yo. Carmen Basadre salió a contestar que no teníamos razón, pero fíjense que este año han encendido las luces el 2 de diciembre, antes del puente como es lógico.
Las noticias de 2014 y 2015 reflejaban que Lugo seguía "apagado"
¿Por qué le cuesta tanto al ayuntamiento dar la razón a alguien? ¿Acaso piensan que es dar alas a un “enemigo”? ¿No entienden que las cosas se dicen por algo y no por molestar?

Supongo que habrá más temas en los que acabarán dándonos la razón tanto a mí como a tantos lucenses que tenemos la osadía de opinar, pero dejando pasar tiempo suficiente como para que no parezca una reacción a la demanda. Si esperas a que pasen un par de años o tres puedes presentar la idea como propia y colgarte la medalla. Y funciona.

Solo espero que hagan caso en temas más graves, sería bueno para Lugo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.