jueves, 9 de marzo de 2017

Cardiología y oncología en el HULA

El HULA. Foto: Sergas
El lunes les prometí un resumen de la jornada sobre el HULA a la que asistí invitado por Encarna Amigo, que organizaba un acto enfocado, entiendo yo, a tapar una de las vías de votos del PP de Lugo: la sanidad. Probablemente haya logrado parcialmente su objetivo porque la verdad es que aunque yo iba con pocas ganas de escuchar soflamas y consignas no es eso lo que se ofreció, sino que se dieron argumentos y cifras que son mucho más interesantes y convincentes.
Les extrañará que vuelva sobre el tema, pero es que sigo la política de que cuando algún medio de comunicación me publica un artículo lo uso para el blog de ese día, y como eso limita mucho la extensión algún lector me ha escrito sorprendido por la brevedad, que no es precisamente una de mis virtudes. Hoy vamos con calma e intentaré resumirles lo mejor que pueda las intervenciones de los doctores Juanatey y Estévez sobre cardiología y oncología respectivamente. Vamos a ello.

Servicio de cardiología del HULA:
Empecemos por entender que los ponentes son los jefes de cada servicio con lo que es normal que hagan “propaganda” bien entendida de las áreas que gestionan. Una visión en positivo sin ocultar los problemas no creo que sea necesariamente mala y tampoco hace falta darse cabezazos en la pared por sistema.
El doctor González Juanatey explicó que hoy en día el HULA cuenta con un cardiólogo de urgencia 24 horas, cosa que genera algo de confusión porque la mayoría de la población no distinguimos eso de la famosa hemodinámica de 8:00 a 15:00. La cuestión, según lo entendí yo (me puedo colar) es que el cardiólogo de guardia garantiza una buena diagnosis del paciente según entra por la puerta, con lo que se pueden derivar los casos a donde tienen que ir y hacer las actuaciones de urgencia necesarias... salvo una, la hemodinámica.
El Doctor Juanatey - Foto: El Progreso
Ahí es donde se aprecia una contradicción en el discurso, ya que explicó que la hemodinámica tiene sentido para el infarto porque es una actuación que cambia (a mejor, claro) el pronóstico del paciente. Para que nos entendamos, en caso de infarto la hemodinámica abre la arteria y si se hace lo antes posible mejoran las posibilidades de supervivencia y reduce las consecuencias. Esto quiere decir que en Lugo si te da un infarto es mejor que te pase por la mañana porque de lo contrario te tienen que trasladar a Coruña, con el retraso y el aumento del riesgo que esto supone, y más aún si somos conscientes de que el volumen de pacientes de Lugo es de unos 300.000 porque no solo contamos la ciudad sino también su amplia área de influencia (por ejemplo un vecino del Barco de Valdeorras tarda menos en llegar a Lugo que a Orense). De los 184 infartos que hubo en 2015 solamente el 30% pudieron ser atendidos en el HULA por no tener un servicio 24 horas.
¿Esto quiere decir que la hemodinámica de Lugo no vale para nada? No, en absoluto, porque hacen más cosas. De hecho antes se trasladaban más de 3000 pacientes lo que creaba un problema logístico muy importante. La apertura de ese servicio en nuestra ciudad transformó la cultura hospitalaria, si bien es cierto que en los casos de infarto hay un déficit horario que hay que solventar cuanto antes, cosa que dudo que se haga sin la presión ciudadana que empuja a la administración a actuar.
A pesar de esa carencia hay muchas cosas que ahora se hacen en Lugo y que antes no se podían hacer. Hay pacientes de cardiología estructural que se tratan aquí mediante cateterismos. Se hacen más de 1000 al año y más de 400 angioplastias complejas.
Lugo contó con el primer servicio de Galicia de rehabilitación cardíaca. Fuimos los pioneros, seguidos de Santiago y más tarde Vigo. ¿Qué es esto? Pues son unidades que se orientan a lo que pasa después, cuando sobrevives al infarto. Hacen programas de actividad para cada paciente y han atendido ya a más de 214.
Hay un tercer paso, una fase que consiste en preparar un programa para toda la vida para controlar al paciente. Se están preparando programas en conjunción con el Breogán y atendidos por licenciados en INEF.
El servicio de cardiología incluso cuenta con una web propia, que ha recibido más de 11.000 visitas con una apuesta evidente por la transparencia que el doctor Juanatey calificó de “puertas abiertas”: www.cardiologia-lugo.com,

Servicio de Oncología:
El Doctor Vázquez Estévez - Foto: La Voz de Galicia
El Doctor Vázquez Estévez explicó que el cáncer en el mundo ha alcanzado las previsiones para 2020. Es decir, que el cáncer aumenta debido al envejecimiento de la población, aunque también los pacientes se curan más que antes (ha subido un 20% en 10 años) sobreviven más tiempo y en mejores condiciones por los diagnósticos más precoces y los avances de la investigación y tratamientos. Los más frecuentes son los de colon, próstata, pulmón y mama.

El área de Lugo, sumándole el hospital de la costa y el de Monforte atiende a cerca de 2.000 nuevos pacientes, que son más que los que cubre el Álvaro Cunqueiro para hacernos una idea. De éstos, el 40% son digestivos.

Desde marzo de 2016 hay radioterapia, tras una dura lucha social de la ciudadanía. Era algo básico porque hay pacientes que tienen que tratarse diariamente y hacían aquellas famosas “rutas del cáncer” que suponían un problema de intendencia importante y uno mucho peor físico y moral para los pacientes. En febrero de 2017 se instaló el segundo acelerador, con lo que ya se cubre toda la provincia de Lugo. Aquí sí que criticaría que no haya mencionado ni una sola vez a la Fundación Amancio Ortega. Ya que pagó las máquinas no habría estado de más un pequeño recordatorio.


Con esto espero haberles dado una visión un poco más detallada y pormenorizada de lo que fue la charla. Obviamente las intervenciones estuvieron salpicadas de alabanzas al Conselleiro del ramo y al gerente del hospital, lógicas dentro de un foro en que los reconocimientos se hacen al jefe, aunque he de decir que no parecieron forzados ni fingidos.

Personalmente les contaré que mi experiencia en el HULA no puede ser mejor. Recientemente me diagnosticaron una apnea del sueño (un día les cuento, porque es un coñazo la máquina para dormir y tras dos semanas soy incapaz de acostumbrarme) pero me sorprendieron dos cosas: la primera es que me hicieron el diagnóstico y las pruebas antes que la sanidad privada. Y la segunda que me diagnosticaron un martes y el viernes ya tenía en casa la máquina. Más rápido, imposible.

Vuelvo a reiterar la conclusión a que llegué ayer. Nos falta la extensión de hemodinámica las 24 horas pero tenemos un gran hospital, además de un hospital grande. Ya no se trata de si se merece o no se merece, claro que sí, pero también lo merecen otros muchos más sitios y no lo tienen. No me entiendan mal, si mañana se convoca una manifestación para pedir hemodinámica 24 horas allí estaré, pero sin negar que ha habido grandísimos avances de los que estar orgullosos.

Habrá que seguir luchando por conseguir lo que falta, pero no denostemos lo que ya tenemos, que a veces parece que nos molesta que las cosas funcionen en la ciudad. Lo que está bien, bien está.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.