viernes, 22 de diciembre de 2017

Feliz Navidad, por difícil que nos lo pongan


Calle de la Reina iluminada por Navidad. Fecha desconocida. Foto "robada" al grupo de Facebook "Eres de Lugo si...".

 En el popular grupo de Facebook “Eres de Lugo si...” se han publicado recientemente un par de fotos de Lugo antiguo. Una de ellas, de Guisasola fechada en 1947, recoge la espectacular iluminación de la ciudad en la Calle de la Reina y nos trae a la mente esa frase tan manida de que “las comparaciones son odiosas”. Ver que el Lugo de hace setenta años estaba mejor adornado en Navidad que el de hoy es para hacérselo mirar.

El ambiente navideño tiene dos vertientes obvias: la espiritual, ya sea religiosa o simplemente la derivada de una época en que las familias se reúnen y todos vuelven a casa por Navidad, y la económica, que como ven ya se ha colado en el imaginario común con melodías que a todos se nos vienen a la cabeza y que alguna compañía ha sabido gestionar con éxito como es el caso de turrones El Almendro.

Calle de la Reina en 1947 - Foto Guisasola - Museo Provincial
En esto el Ayuntamiento y la Diputación colaboran más bien poquito. La pobre iluminación navideña, que se hace de espaldas a los comerciantes que toda la vida colaboraron sin problema alguno en la financiación de una iluminación decente, deja la ciudad con un saldo luminario más bien triste. Insisto en recomendarles que comparen las fotos antiguas con la imagen de hoy y verán a qué me refiero.

Por si eso fuera poco, para una actividad comercial que se hace enfocada a la Navidad, y concretamente me refiero a los puestos de artesanía de San Marcos, vienen tarde. Abrieron ayer, a escasos días de Nochebuena cuando, por muy españoles que seamos dejando todo para última hora, ya es tarde. Eso tenía que estar montado en el puente de diciembre, el arranque de la campaña de Navidad en todo el planeta, salvo en Lugo que vamos por libre.

Casetas de artesanía en San Marcos.
A pesar de todo merece la pena acercarse.
La colocación de las casetas también es absurda. Mira que se les avisó reiteradamente. Las pusieron como si hubieran caído de un avión, al tuntún, para dar imagen de “pueblecito navideño”, cosa que difícilmente se va a conseguir con diez o doce casetas por mucho que les metan nieve de plástico en el tejado, pero el problema no es la estética que no les discuto sino la colocación. Lo suyo sería que estuvieran en línea porque los artesanos que venden sus productos en segunda o tercera línea ven muy mermados sus ingresos. No es lo mismo dar “a la calle” que “a la espalda de la calle” como cualquiera puede entender, salvo los próceres que, calentitos en sus despachos, se preocupan únicamente de que la foto sea bonita para tener una medalla más que colgarse ante no se sabe quién.

La administración gasta ingentes recursos en montar cosas poco efectivas, porque les importa un carajo la rentabilidad propia (paga Juan Pueblo) y menos aún la ajena. Los artesanos se utilizan como un adorno, como una especie de Belén viviente laico, y lo que menos preocupa es que se ganen el pan. De otra forma no se explica que hace menos de un mes que se publicasen las bases del “poblado” y que se adjudicaran hace dos telediarios, como si esta gente no tuviera otra cosa que hacer que esperar el maná público. Una pena.

Coro Xolda, un rayo de luz en la noche
En cualquier caso, y a pesar de que la cosa me ha salido más negativa de lo que me gustaría, hay luz en la oscuridad. El coro Xolda amenizó ayer el mercado y cantaron unos cuantos villancicos, deteniendo literalmente a los peatones que se paraban a escuchar una música que nos trae a la cabeza lo mejor de cada cual. Quiero felicitar a los miembros del coro, que de verdad que creo que lo hicieron de maravilla.

Me gustaría animarles a que se acerquen a los puestos. Hay cosas muy interesantes (les pongo al final unas fotos) y perfectas para regalos de última hora, que a todos se nos quedan cosas en el tintero. Joyería, cuero, cerámica, telas… Merece la pena.

Por último, como hoy es el último artículo antes de Nochebuena, me gustaría desear a todos los lectores de este blog una muy feliz Navidad. Es un placer tenerlos del otro lado y sinceramente me gustaría que disfrutasen de los suyos y de unos días que solo valoras realmente cuando te empieza a faltar gente. Intenten aprovecharlos. El tiempo es lo único que no se puede comprar, así que hay que utilizarlo sabiamente con la gente que queremos.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.