miércoles, 3 de octubre de 2018

Faltan marquesinas para los autobuses de Lugo

La parada de autobús de Humanidades, sin marquesina ni atisbos de tenerla.
En mis tiempos universitarios el estudiante que tenía coche era un privilegiado que llamaba la atención por lo escaso de la situación. Lo normal era utilizar el de San Fernando (un ratito a pie, un ratito andando) o el transporte público si te quedaba lejos la facultad, como era mi caso. Yo vivía en el barrio de Vista Alegre de Santiago y mi centro estaba en el otro Campus así que dependía de la puntualidad del 4 para llegar a tiempo a clase. Hoy las cosas no son iguales y hay muchos más alumnos con vehículo particular que dependen menos del autobús que antes, pero sigue siendo una cuestión que está lejos de ser la más habitual, así que el transporte público continúa suponiendo un tema relevante para los estudiantes.

Al igual que en Santiago en Lugo llueve lo suyo. Bueno, quizás “al igual” sea excesivo porque en la ciudad del Apóstol empieza a llover un jueves y para de llover en marzo, pero nos entendemos. Esto no es Málaga precisamente, y las condiciones climatológicas no son las más propicias para permanecer en la calle sin un lugar donde guarecerse… y ahí precisamente es donde hace hincapié un correo que me ha enviado un lector pidiéndome que trate el tema de las marquesinas de autobús en Lugo, o mejor dicho la falta de ellas.

Hay un sitio especialmente significativo sobre este asunto, que es la gran explanada que está frente a la facultad de Humanidades. Un lugar grande, desangelado, donde el viento sopla con una fuerza intensa… y donde no hay ningún sitio donde ponerse a cubierto cuando esperas el autobús. No es el único de la ciudad ni mucho menos, pero como es el que me han pedido que mire con detenimiento, me centro allí.

Paran varias líneas de autobús allí, concretamente las 1, 7, 10 y 12, que dan servicio a los estudiantes de varios centros universitarios como el ya mencionado de Humanidades, pero también la escuela de Enfermería e incluso a los usuarios de As Pedreiras. Como es habitual en la ciudad, las cuatro líneas pasan a las horas en punto salvo la 12 que también lo hace a las horas y media. Es ridículo que solo haya frecuencias de media o una hora y que de repente veas llegar un trenecito de autobuses que ocupan toda la explanada, cuando lo lógico sería que organizasen los horarios para que pasaran cada 15 minutos, pero ese es otro asunto (aunque relevante, claro).

Es habitual ver a los estudiantes refugiándose en la entrada de Humanidades mientras no llega el autobús, porque no hay otro sitio donde protegerse de la lluvia, el viento o incluso del sol cuando cae de plano. ¿Tan complicado es poner una marquesina? Ahí no hay argumentos por falta de espacio, visibilidad o cualquier otra excusa chorras que se quiera dar. Ahí hace falta una marquesina y hace falta ya. Sé que es una cuestión prosaica, del día a día, algo práctico que no gusta a los líderes políticos porque hacerse fotos en una cosa tan vulgar no da votos, pero es importante para los usuarios.

Apoyar a los estudiantes es mucho más que poner contenedores y hacer la vista gorda mientras vomitan y mean en los portales en la fiesta de la Carballeira. De hecho es cualquier cosa menos eso, que es una actividad minoritaria que estoy seguro que la mayoría no hace pero que al final marca a todo el colectivo. Como mojarse cuando llueve.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.