miércoles, 31 de octubre de 2018

Fantástica propuesta del BNG para conectar la ciudad con el Miño

El parque de Marcos Cela, tan desconocido y tan hermoso, sería uno de los grandes beneficiados de esta idea.
Rubén Arroxo, portavoz del BNG de Lugo presentó ayer un proyecto para conectar la ciudad con el entorno del Miño que destaca por su sencillez, su sentido común y su obvia viabilidad. Una alternativa muchísimo más razonable y atractiva que el disparate del proyecto de la pasarela absurda (y hortera) con columnas dóricas en que se pretende despilfarrar un millón de euros de los fondos EDUSI (que como son de la Unión Europea parece que se pueden quemar sin que nadie diga nada). 

La idea recoge algo tan evidente que sorprende que no exista ya. Se trata de hacer una pasarela desde la cota más baja del parque de Rosalía (la explanada del Palacio Municipal de Deportes, más conocido como el “Pabellón Viejo”) hasta el parte de Marcos Cela y otra desde ese parque al Paseo del Miño. Con esto se solventaría de una vez por todas la ruta peatonal desde la ciudad al río, que se supone que es el objeto de esos fondos europeos. 

Ubicación de las pasarelas propuestas por Rubén Arroxo

El proyecto se enmarca dentro de una idea global de ciudad, algo que se echa de menos en Lugo desde los tiempos de García Díez, basada en prioridad del peatón y accesibilidad de zonas verdes. Vamos, una ciudad para vivirla, como debe ser. 

Se complementa la idea con esa vieja demanda del Bloque de hacer rutas peatonales que conecten toda la ciudad con sendas libres de tráfico rodado, y esa visión es tan acertada que me cuesta entender por qué no la asumen todos los grupos políticos como una evidencia a la que tarde o temprano tendrán que sumarse los demás. 

Recorrido para llegar desde el centro hasta el Paseo del Miño una vez completadas las pasarelas.

Imaginen salir andando de la Milagrosa y llegar a la Plaza de España sin tener que ir por aceras más o menos estrechas sino por calles peatonales, cruzar el recinto amurallado y llegar al Parque de Rosalía, desde el que podrías cruzar al Miño cómodamente sin tener que preocuparte de que atropelle un camión en la Nacional VI. Es el recorrido ideal, muy alejado del que nos propone el Gobierno Local, que te manda por Fonte dos Ranchos, dando un rodeo que parece patrocinado por Carrefour. 

Rubén Arroxo acierta una vez más en sus planteamientos. Es curioso que con la alergia que le tengo al nacionalismo hable tan bien de sus propuestas, pero es que cuando no se pone a ensalzar a Otegui o a hablar de los “malvados españoles” coincidimos muchísimo. Ojalá que se centre cada vez más en Lugo, porque es lo que necesitamos, gente que se preocupe de la ciudad y que deje los discursos más globales para el Parlamento de Galicia o el Congreso de los Diputados. Aquí les pagamos por hablar de Lugo, y Rubén lo hace muy bien.

4 comentarios:

  1. Parece que alguien del BNG se pasó por la Escuela Politécnica de Lugo, dónde en los últimos años se han presentado proyectos para el caso de ambas pasarelas, realizadas como proyecto de fin de carrera por parte de alumnos ahora ya egresados, que se basan en la misma justificación de conectar la ciudad con el río aprovechando las zonas verdes ya existentes como el parque de Rosalía y el Marcos Cela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es posible. En cualquier caso los demás grupos no han tenido esa iniciativa...

      Eliminar
  2. ls conciliacion entre peaton y conductor es complicada en todas las ciudades y Lugo no es una excepción. Pero por desgracias en Lugo desde hace ya muchos años los encargados de la gestion del trafico siempre son los mas listos de cada casa y van tomando decisiones sin pensar en el global sino en el puñado de votos que pueden conseguir con tal o cual medida y claro asi nos luce el pelo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. Hay ejemplos de regresión peatonal como San Marcos, por la que pasan ahora más coches que hace un año, o Ruanova, donde los que van al garaje de Estantigas en lugar de seguir por Amor Meilán se ven obligados a dar un absurdo rodeo por Rúanova y San Froilán. Ridículo...

      Eliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.