viernes, 24 de mayo de 2019

Solo cosas buenas de seis candidatos

Los seis candidatos de los partidos que actualmente tienen representación en el Ayuntamiento
No me gusta votar en negativo. Lo de votar "contra" una opción es un disparate porque la papeleta ha de orientarse hacia quienes creemos que son mejores, quienes tienen propuestas que nos gustan y quienes creemos que van a llevar a cabo esas propuestas. Por lo tanto hoy no es día de críticas sino de hacer una valoración de los candidatos, y la voy a hacer solo en positivo, destacando sus virtudes, que todos las tienen.

Ramón Carballo (PP): Su actividad como subdelegado del Gobierno no levantó la más mínima crítica, que ya es difícil. Es un hombre trabajador, honrado y consecuente, que de alcanzar la alcaldía estoy seguro de que revolucionará el Ayuntamiento y partirá de cero para poner en orden la casa para afrontar un mandato que suponga un cambio real en el municipio. Tranquilo, cercano y afable, tiene el carácter suficiente como para dirigir la transformación que necesita Lugo y poner a andar la institución.

Ramón Carballo - Foto: Faro de Vigo



Lara Méndez (PSOE): A pesar de mis habituales críticas a su gobierno es una persona a la que aprecio sinceramente (una cosa no tiene que ver con la otra) y de hecho considero una de sus mejores virtudes que Lara sabe encajar las críticas con una envidiable elegancia. En las distancias cortas gana notablemente y ha asumido con decisión un cargo que no esperaba y que quizá no sea el que más ilusión le hacía, pero lo defiende con orgullo. No dudo ni lo más mínimo de sus buenas intenciones, y de sus deseos de hacer cosas en Lugo que supongan una mejora de la vida de los ciudadanos y si repite como alcaldesa confío en que pueda sacarlas adelante.

Lara Méndez - Foto: Diario de Pontevedra


Xosé Chorén (Lugonovo): Un trabajador nato, cuya gestión destacó a nivel nacional en la oficina de Correos que dirigía en la calle San Pedro y que mereció premios de la casa. Se presenta dando la cara en un momento difícil para su agrupación y eso tiene el mérito de la valentía y el coraje, que no es poco. Ha sabido medir sus tiempos y de entrar en el gobierno seguro que llevará sentido común y tranquilidad a la institución, que buena falta le hace.


Xosé Chorén - Foto: Sermos Galiza



Rubén Arroxo (BNG): La simpatía natural y el carisma “no institucional” de Rubén lo convierten en un gran candidato para el BNG. Ha hecho una campaña tranquila, amable y alejada de esas aristas puntiagudas que tanto se dan en los partidos nacionalistas. Ha sabido combinar las propuestas en positivo con la cercanía a todo tipo de personas y colectivos, huyendo del discurso maniqueo de “los míos y los otros”. Se perfila, según las encuestas, como socio de gobierno de Lara Méndez y seguro que hará un buen trabajo de ser así.

Rubén Arroxo - Foto: El Progreso


Olga Louzao (Ciudadanos): Arrolladora y audaz, combina su excelente formación académica con una experiencia personal completísima como trabajadora por cuenta ajena primero y como emprendedora después, lo que, si gobierna, le ayudará a ser más sensible con las necesidades de los autónomos y PYMES locales, tan necesitadas de medidas que les ayuden a la supervivencia. No tiene miedo a enfrentarse a lo que sea y a quien sea por sus ideas y por su ciudad, lo que la haría una alcaldesa de primer orden. Comparte con Lara la virtud de saber recibir las críticas e incluso las asume e interioriza mejor aún. 

Olga Louzao - Foto: COPE



Carlos Portomeñe (ACE): Es el gran orador del Pleno, la conciencia desde la izquierda del gobierno. Como candidato ha desarrollado una campaña trabajada, estudiando los temas y, lo más importante, dejándose asesorar por quienes los conocen profesionalmente, lo que aleja ese fantasma del “yo sé” tan habitual en los políticos que a veces no aceptan la más mínima variación sobre sus postulados. La coherencia, la convicción y la experiencia hacen de él un muy buen candidato de su agrupación.

Carlos Portomeñe: Foto - La Voz de Galicia




Cuando vayan a votar vean lo bueno de la persona a la que apoyan, porque es lo único importante, creer que se apuesta por alguien que va a mejorar Lugo y no por ir contra nadie. El voto es un arma de avance no de destrucción.

3 comentarios:

  1. Felicidades Latorre hoy has estado excepcional. Te sigo y me suele gustar pero hoy mejor aun

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias :)

      En las campañas electorales siempre se tiende a denostar a los que no nos convencen, como si eso fuera positivo cuando en realidad es un juego en que perdemos todos. Las críticas son razonables, pero no la política de destrucción del adversario. Corrijamos eso, hablemos en positivo de todos y votemos en favor de algo y no contra algo.

      Feliz fin de semana electoral a todos :)

      Eliminar
    2. Felicidades Luis, permiteme añadir que tu reflexion se puede (se deberia) aplicar a cualquier situacion en nuestra vida y no solo en unas votaciones.
      Apertas

      Eliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.