martes, 25 de junio de 2019

Señales confusas, multas injustas

Esto es como lo del vestido azul y negro... ¿Qué límite de velocidad ven ustedes ahí?

Una de las medidas más polémicas de Lara Méndez fue la de reducir la velocidad máxima en la Ronda de la Muralla a 30 kilómetros por hora. Yo mismo, que apoyo la “pacificación” del tráfico, consideré y considero que aunque es una idea razonable si se implanta a nivel global no parece tener mucho sentido hacerlo por vías sueltas, y ya me dirán qué lógica tiene que en la Ronda, de dos carriles, tengas que ir a 30 y en Montero Ríos, por poner un ejempo, puedas circular a 50 km/h. O lo pones en todas (salvo excepciones como puedan ser vías del estilo de Duquesa de Lugo) o en ninguna.

Pero hay algo peor aún, es crear confusión. Los lucenses sabemos perfectamente que nuestra principal de distribución del tráfico está limitada, pero la gente de fuera no tiene por qué saberlo, y cuando creas confusión con la señalización puede haber disgustos.

Las enormes señales de limitación a 30 que se pintaron tapando las de 50 están prácticamente borradas, y se ve ya claramente la vieja señal, lo que para el que viene de fuera es como mínimo confuso. Probablemente el ejemplo más claro es el de las señales que están a la altura del hogar de Santa María, pero no es el único caso.

La confusión se aclara con la señal vertical, pero
¿creen que es necesario crear el problema?
“Pero al lado hay una señal vertical que dice que el límite es 30 y todos sabemos que las verticales prevalecen sobre las horizontales”, podrá apuntarse, y sí, es una observación válida para el ejemplo y por supuesto que es cierto que la vertical aclara la confusión… pero no es menos cierto que no tiene mucho sentido crear una confusión que aclarar, ¿no creen? ¿Para qué entrar en el debate de qué señal tiene prioridad y montar un lío? ¿No es mejor poner las cosas claras y evitarse el conflicto? Además, ¿están ustedes seguros de que en todos lo casos hay una señal vertical que aclara la cuestion?

Es como lo de los pasos de peatones, otra de las principales señales para el tráfico urbano, están también en un estado lamentable y hay sitios en que solamente quedan restos casi imperceptibles. Hasta que un día pase algo, haya un atropello y entremos a debatir en un juzgado si el muerto lo paga el conductor o la administración que no señaliza correctamente las calles… pero eso no devuelve la vida o la salud a nadie.

Hay prioridades que atender, y probablemente ésta sea una de ellas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.