miércoles, 2 de octubre de 2019

Conclusión final: ¿A qué esperan? (magníficas propuestas que cuestan cuatro perras)

La parcela a vista de pájaro (gracias a Google Maps) que podría ser de uso público y está cerrada a cal y canto.
Las flechas señalan por dónde habría accesos (aunque la casa de la derecha parece que no da al jardín, sí lo hace, es que tiene una segunda construcción en la parte trasera).


Termino esta pequeña serie de artículos en que resumo las jornadas del Colegio de Arquitectos del pasado sábado con la intervención del arquitecto José Angel Carreira Montes, quien propuso algo tan bonito y tan sencillo (habitualmente esos conceptos suelen ir ligados) que no me cabe en la cabeza que no esté en marcha ese proyecto.

Propuso actuaciones de detalle que realmente serían magníficas para la zona. Algunas ya están sobre la mesa desde hace tiempo pero otras no. Por ejemplo, la idea de abrir al público el patio de manzana que está entre la Ruanova y la Tinería me pareció maravillosa. Es una zona ajardinada, que se rehabilitó en su momento cuando se recuperaron las casas de esa parte, pero que ahora vuelve a estar bastante abandonada porque es un “sí pero no”, un conjunto de traseras y de fincas que son de varios propietarios, pero en muchos casos son públicas.

La propuesta de Carreira no puede ser más sencilla: abrir paso al público en un horario determinado para que esa zona sea un jardín interior. El acceso desde Rúanova sería a través de la galería que hay en esa calle (en ese edificio de hormigón que rompe la estética de la zona pero que gracias a esto podría tener una función), ya que solo habría que abrir un hueco en la pared del fondo. La entrada desde la calle Tinería se facilitaría desde la Oficina de Turismo de la Xunta o incluso, añadiría yo, desde uno de los locales que por ahora nadie ha cogido en alquiler porque es muy compleja su puesta en funcionamiento.

A través de esta galería se podría acceder a la nueva plaza interior.
Con esto lograríamos una nueva placita más que digna, de un tamaño muy adecuado, y que podría ser un remanso de paz en una zona bastante movidita. Como el acceo es a través de inmuebles se le pondría un horario y listo.

Ni siquiera sería una operación muy costosa, ya que estamos hablando más de meter una desbrozadora y de un tema de jardines que de obra civil. Como mucho presenta cierta complejidad el espantoso muro de hormigón que tiene el edificio de Ruanova, pero eso se podría solventar con una mano de pintura, que si no fuera por el PEPRI incluso se podría enfocar como un trampantojo, un dibujo que haga la ilusión de que ese muro no es tal sino un paisaje o algo interesante. Lamentablemente la más que rígida normativa del casco histórico impide tal actuación, ya que en su artículo 110 limita los colores a emplear en fachadas, y aunque el propio ayuntamiento se ha saltado esa normativa a la torera en diversas ocasiones no seré yo quien proponga que lo haga.

Ese tipo de acciones de tamaño medio/bajo se podría llevar también a otras ubicaciones. Por ejemplo, resolvería la terrible estética que sufrimos desde la Muralla en parcelas como la que está entre la Tinería y el aparcamiento de Ollos Grandes o en la trasera del llamado Palacio de Doña Urraca, dos “excavaciones” que el día menos pensado empiezan a dar castañas y nueces del tiempo que lleva la vegetación campando a sus anchas.

Mientras no tomen una decisión sobre esos lugares, y dado que la “provisionalidad” lleva ya unos cuantos lustros, no creo que fuera tan terrible gastarse unos euros en hacer que esos sitios se conviertan en zonas aprovechables con un jardín, unos bancos y un par de farolas. Ya si meten unos columpios ni les cuento.

Todo esto son cuestiones sencillas, asumibles, asequibles, baratas y más que razonables. Darían vida, restarían imágenes negativas y convertirían ruinas y puntos degradados en el centro de la zona.

Solo tengo una pregunta… ¿a qué esperan?

Permitan que termine estos artículos agradeciendo al Colegio de Arquitectos su invitación. Ha sido un honor y un placer dar nuestro punto de vista y poder debatir con gente de tan alto nivel, preparación y experiencia y espero que nuestra colaboración futura sea fluida.

5 comentarios:

  1. Bien. Poco que objetar, salvo que la UI 9, al lado del Jardín del Museo, estaba prevista hace 22 años por el Pepri y no se hizo nada. No sé siquiera si está abierto al público el jardín, que consta como zona verde.
    Así es que imagínese una actuación no prevista y que implicaría modificación del Plan Especial.

    ResponderEliminar
  2. Los Jardines de ese patio de Manzana , Se tendrían que Juntar los Patios de propiedad de la xunta ( su entrada natural es por donde estaba La asociación de drogadictos) "Los del Mesón da Rua"en total abandono y del edificio de hormigón .Haciendo una L

    ResponderEliminar
  3. Desde La calle Tinería ahí una parcela sin construir que da directamente al Patio interior sin necesidad de pasar por ningún edificio .

    ResponderEliminar
  4. Sería el lugar perfecto para hacer botellon🤣🤣🤣🤣

    ResponderEliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.