miércoles, 19 de febrero de 2020

La Protectora no se ampliará (años después de que nuestros políticos fueran a hacerse la foto)

La Protectora se encarga de intentar arreglar una de nuestras muchas miserias como Sociedad
Foto: El Progreso
Recoge El Progreso de hoy que la Confederación Hidrográfica ha multado a la Diputación porque la Protectora no puede estar donde está. Una demostración más de que la maraña burocrática es de tal calibre que ni siquiera entre bueyes están libres de cornadas. 8.000 euros de sanción que pueden convertirse en muchos, muchísimos más si persisten en el error.

Lo más sorprendente de todo esto es que todas esas ampliaciones, proyectos, mejoras y promesas que llevamos años esperando se quedarán ahora en nada porque no solo no se podrá invertir en esas instalaciones sino que hay que sacarlas de allí. Casi nada.

Se iban a hacer una depuradora de aguas, una gatera, oficinas, clínicas, un quirófano, más espacios para los perros… y ahora no se hará nada. También se perderán todas las inversiones realizadas, como los 124.000 euros gastados por la diputación en los últimos años.

Uno se hce muchas preguntas llegado este punto. ¿Nadie se molestó en comprobar la legalidad de las actuaciones antes de lanzarse a hacer ruedas de prensa anunciándolas? Si sabían que había problemas (y obviamente lo tenían que saber porque es la causa del retraso de esos supuestos proyectos de ampliación) ¿por qué siguieron anunciando a bombo y platillo lo que no se haría?

Aquí hay mucho que rascar, e incluso hoy mismo en la noticia publicada en El Progreso hay una contradicción entre administraciones que chirría bastante. La Diputación niega que se estén planteando reubicar las instalaciones y el Ayuntamiento dice que sí, que hay conversaciones aunque todavía no dan pistas de a dónde llevarán a la Protectora.

Los 200 perros que alberga actualmente la sociedad merecen un poco más de respeto y de cuidados. No son personas, evidentemente, pero sí son seres vivos y no solo eso, sino que representan las vergüenzas de esta sociedad de usar y tirar que genera situaciones descorazonadoras que no se pueden tolerar. Esos juguetes vivos de Navidad son a los pocos meses un “problema” que la Protectora asume haciendo una labor impagable.

Bueno, se dice impagable por lo importante, pero lamentablemente el término es literal, porque también están esperando por las subvenciones del Ayuntamiento y la Diputación que se retrasan en el tiempo, “lo que está poniendo, ahora mismo, la viabilidad económica de la entidad”, en que no saben cómo van a pagar los sueldos de este mes.

Eso sí, seguro que antes del 5 de abril veremos fotos que quieren demostrar lo mucho que se hace por los animales abandonados. La política es lo que tiene. Un asco.

2 comentarios:

  1. Vergonzoso q se demore tdlo....muchooo prometer y no cumplir...justicia con lo q se promete

    ResponderEliminar
  2. Por favor que gente más mala y egoísta.Solo piensan en beneficiarse entre ellos.Si todos aportamos un poco ayudaríamos mucho

    ResponderEliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.