miércoles, 26 de febrero de 2014

Que 31 años no es nada

Esta vez no he visto nada del Debate sobre el Estado de la Nación. Lo que supe fue a través de medios de comunicación o de mensajes públicos de algún amigo que sí estaba siguiéndolo o que incluso estaba sentado allí, viviéndolo en directo.

Hoy los análisis son más que evidentes: los periódicos de izquierdas ponen el acento en el “acoso” de Rubalcaba a Rajoy y los de derechas en la “brillantez” de Rajoy frente a un Rubalcaba flojo. Al resto no se les menciona demasiado, quizás por aquello de que los premios al mejor secundario suelen quedar relegados a los Oscar.

Pero hay algo en que coinciden creo que todos los periódicos, y es en mencionar la referencia que hizo Rubalcaba a un artículo de Rajoy del año 1.983. Aún vestíamos de corto muchos de los que hoy ya peinamos alguna cana, y Naranjito protagonizaba nuestras mochilas y llaveros, cuando fue publicado un artículo del señor Mariano Rajoy que hoy se intenta usar como la espada flamígera de la justicia… por quien asegura que “la herencia recibida” hace dos años no justifica nada de nada. También es curioso cuando quien usa ese artículo es el mismo que dice que una ley del aborto calcada de la que el PSOE aprobó en 1.985 es “retrógrada”.

No deja de tener su guasa, si no fuera porque quien hizo esto no fue Toni Cantó con sus habituales meteduras de pata, sino el líder de la oposición, que por cierto, debe de ser uno de los españoles que más tiempo ha estado calentando un sillón ministerial en nuestra ya no tan reciente democracia.

Que Rubalcaba, precisamente Rubalcaba, saque esa carta demuestra no sólo una desesperación difícil de asumir, sino una contradicción en sí misma, lo que a mí me parece muchísimo más grave porque ya saben que lo de la incoherencia lo llevo muy malamente.

Obviamente el tiempo da perspectiva. Por ejemplo, no se puede negar que Zapatero tuvo grandes cosas como la ley antitabaco o ciertos aspectos relativos a derechos sociales (matrimonio gay, dignificación de la profesión de empleado de hogar…). Si no hubiera arruinado al país probablemente hoy seguiría siendo presidente.

El 19/06/2012 se daba
por sentado el rescate. Hoy no.
Pero a veces no hay que esperar tanto. Rajoy también ha demostrado que el rumbo económico se puede cambiar, y no es tan difícil recordar que hace no tanto se daba por hecho el rescate de España, lo que no ocurrió, y la intervención de nuestro país por la Unión Europea, que tampoco sucedió.

El problema ahora es acelerarse. Que las cosas no van a peor es obvio; que mejoran sólo lo perciben unos cuantos. Ser optimista no es malo, pero ser triunfalista sí porque queda mucho camino por andar, y de aquí a que se vea en la calle que la tormenta ha pasado falta un buen trecho, que sólo se cruzará cuando el nivel de paro se reduzca a un límite aceptable. Calma y sosiego.

El Debate sobre el Estado de la Nación es una especie de balance anual. Es lógico que se venda desde el Gobierno la mejoría de los números, pero los millones de parados no van a comprender esas cifras hasta que les afecten, y eso va más lento de lo deseable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.