jueves, 3 de diciembre de 2015

¿Por qué la Diputación de Orense deja fuera a los lucenses?

Hay rivalidades eternas: Pontevedra y Vigo, Gijón y Oviedo, Coruña y el resto de Galicia… pero normalmente se suelen dar cuando hay ciertas similitudes y se “pelea” más o menos amistosamente por el mismo público u objetivo. Por ejemplo, El Escorial no se lleva mal con Madrid principalmente porque no tienen nada que ver.

Entre esas viejas competencias, que pueden ser desde una sana rivalidad hasta un encarnizamiento absurdo, está la que mantienen Lugo y Orense. A veces este tipo de cuestiones son anecdóticas o se basan más en “fíjate la de puentes que tienen allí y los pocos que hay en Lugo”, como si aquí nos atravesara el Miño la ciudad como ocurre en la de las Burgas.

Pero en ocasiones estas cuestiones rebasan lo que el más elemental sentido común. Por ejemplo, la Diputación de Orense ha diseñado un programa de termalismo en que colabora Renfe y que, en mi modesta opinión, es un insulto a los lucenses por la forma en que se concreta.

La iniciativa es buena, y por eso me molesta principalmente. Resulta que el plan es ofrecer un paquete de alojamiento en balnearios de la provincia de Orense junto al transporte necesario para llegar hasta allí, una idea bárbara porque muchas veces el problema es más llegar al sitio que disfrutar de sus instalaciones. Con este plan te coges el tren en tu ciudad, te bajas en Orense y ellos te acercan al balneario elegido, y todo ello con un coste más que razonable. Te puedes tirar en el balneario de Lunes a Sábado por menos de 300 euros por persona, que está muy bien al incluir transporte y siendo los balnearios lo que son.

El problema viene cuando ves las estaciones de origen. El plan incluye más de 40 estaciones de origen, tan diversas como Valencia, Villena, Zamora, Málaga, Lleida, Figueres, Cáceres, Burgos… pero no Lugo. En Galicia puedes tomar el tren en Coruña, Vigo, Pontevedra, Santiago de Compostela e incluso en Monforte… pero no en Lugo, insisto.

Mi instinto arácnido me dice que no es casual esa “marginación”, porque el argumento de “no hay línea directa” no cuela cuando piensas que desde Murcia dudo bastante que haya un tren en el que te subas y te deje en Orense sin transbordo alguno.

La rivalidad no es mala, y precisamente la patada que supone que los lucenses vayan a Orense de balneario teniendo uno en su propia ciudad (en Valencia también hay balneario, así que ese tampoco es el criterio de exclusión) sería mucho más ventajosa en esa carrera por ser mejor que los otros valdría perfectamente sin hacer la pascua de esta manera a quienes quieran disfrutar de las ventajas del programa.

Al menos en Lugo tenemos un magnífico balneario, pero oigan, no me hace gracia el asunto de que nos dejen fuera de lo otro de esa manera.

4 comentarios:

  1. Eso no es un rivalidad es una indecentada, yo he nacido en Monforte y siempre ha habido rivalidad con Lugo, sobre todo en fútbol, y parte de la culpa de que Monforte esta asi tan muerto, la tienen y mucho los politicos de Lugo sobre todo la Diputación, porque de Monforte se han llevado todo y mucho para Orense, pero no la tienen los lucenses, ni sus gentes que para mi son encåntadoras, pero como bien dices las cosas muchas veces, non son por casualidad, se hacen para hacer daño, y desde luego Lugo no se lo merece.

    ResponderEliminar
  2. Sr. Latorre, resúltame chocante que altere vostede o topónimo oficial Ourense, escribindo Orense, mentres usa con corrección Lleida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manías. También digo Londres y Nueva York en vez de London o New York.

      Eliminar
    2. O como cuando alguno usa Galiza en lugar de Galicia. Cosas que van con la forma de hablar de cada cual.

      Me resulta más chocante que eso sea lo que saca del artículo.

      Eliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.