viernes, 22 de enero de 2016

¿En qué gastan el supuesto superávit? En pagar las facturas de la luz, no.

Así que el Ayuntamiento de Lugo, que presume de superávit día sí día también debe más de un millón de euros a las compañías eléctricas y por eso nos andan cortando la luz, ora en la piscina, ora en el MIHL… ¿Nadie más ve una contradicción? Si sobra el dinero ¿por qué hay esas deudas millonarias?

Por supuesto les ha faltado tiempo para cargar contra las malvadas empresa eléctricas, que solamente buscan su beneficio (lo de “empresas” parece que no lo habían pillado antes) y no el bien del pueblo, que se logra regalando la electricidad y no cobrando las facturas. Lo malo del tema es que a nosotros los impuestos nos los cobran puntualmente. No nos han rebajado la parte proporcional del recibo de la luz que está impagado, ni de las demás facturas pendientes. Con lo que quien se “beneficia” del impago no somos los contribuyentes sino la administración local, que, insisto, presume de que le sobra el dinero.

Lo de las administraciones con presupuesto de más es llamativo. Por ejemplo, si es así, ¿cómo se come que no cancelen las deudas pendientes? ¿Por qué seguimos pagando créditos bancarios si hay pasta para dejar de hacerlo?

Lugo ha despilfarrado muchísimos millones. La construcción del discutible y discutido MIHL, un edificio que si estuviera en otro sitio podría funcionar, pero construyeron donde Cristo perdió el gorro, y que nos costó unos 11 millones de euros largos (más el mantenimiento, que es de órdago), o la de la cafetería del parque, que ya he mencionado en varias ocasiones pero que me pasma que nadie vea rara, con un coste de más de 700.000 euros (cuando una casita con pretensiones te la haces sobradamente por mucho menos de la mitad). Del millón gastado en el parque de energías que no ha generado energías, o de las reiteradas rehabilitaciones de la antigua fábrica de la luz, que no fabrica luz, ya ni hablamos. 

A la derecha pueden ver el edificio
de la Cárcel sin el añadido de tres alturas
La última tontería fue el mantenimiento del edificio de la antigua policía local, un añadido que tapa el original de la cárcel modelo y que no debería estar ahí y que para mayor fantasía se ha completado con una cafetería que le añade una altura, con lo que si se adivinaba algo de la cárcel ahora ya está más tapadita, para que no coja frío.

Otro de los despilfarros fue la escuela municipal de música. No es que me parezca mala idea, ya que se creó para hacer cantera para la banda municipal, pero es que lo que me cuesta entender es por qué no se hizo un convenio con el Conservatorio de Música, que lo tenemos ahí muerto de risa y que podía ser un sitio perfecto para no tener que gastar un dineral público en reiterar algo que ya existía.

Y mientras tanto cosas tan sencillas y obvias como poner parques infantiles en el centro (solo hay uno), una playa fluvial para disfrute de todos los lucenses, arreglar el pabellón municipal de los deportes o pintar las calles como dios manda, que en algunas los carriles se adivinan más que verse, se dejan de lado.

Ahora están preparando los presupuestos. A ver qué recogen. Quizás el pago de las facturas, quizás el fin de la deuda del Ayuntamiento, o quizás reflejen que todos esos anuncios de que sobra el dinero son falsos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.