jueves, 16 de junio de 2016

Mañana debería ser festivo

Hoy comienza el Arde Lucus, una fiesta que el Ayuntamiento de Lugo promocionó acertadamente desde su nacimiento.

Sospecho que los hosteleros que idearon esta fiesta para celebrar la noche de San Juan, nunca imaginaron que aquel primer año en que cuatro visionarios pusieron unas barras en la calle, ataviándose con togas y corazas de los todo a cien, sería el germen de la que probablemente es ya la mayor fiesta de la provincia de Lugo y una de las imprescindibles del verano de Galicia.

En vista del éxito se ha ampliado, acertadamente, el programa de actos y hoy comienza la larga serie de convocatorias dedicadas a recordar el pasado de nuestra ciudad. Sin embargo no parece tener mucho sentido que hoy nos inviten a salir a la calle hasta las tantas de la mañana (hay actos que empiezan a las doce de la noche) si mañana madrugamos para ir a trabajar.

La solución es sencilla: convertir el viernes de Arde Lucus en festivo local.

Los municipios pueden designar dos días de fiesta al año, que en Lugo son el Martes de Carnaval y el día de San Froilán. Pero las cosas cambian, y dado que no hay actos en Carnaval que no se puedan trasladar al fin de semana ¿no sería más lógico que nuestros festivos locales fueran el del patrono y el Viernes de Arde Lucus?

Se trata únicamente de seguir la estela de otras urbes que reparten el protagonismo entre las fiestas patronales y otras más mundanas de gran éxito. Sin dejar Lugo vemos que Becerreá, Foz, Mondoñedo, Ribadeo, Sober o Vilalba entre otros ayuntamientos otorgan esos dos días a sus propias celebraciones, obviando fechas de menor tradición como el Martes de Carnaval, y eso que en el sur de la provincia tiene más predicamento que aquí quizá por su cercanía a Ourense. En Galicia también Santiago y Vigo utilizan el mismo criterio.

Para apoyar el Arde Lucus y darle más fuerza todavía sería interesante que el Pleno municipal debatiera esta posibidad. No todo es comprometer presupuesto, también hay iniciativas que no cuestan un euro pero que ayudarían a que los lucenses tuvieran más tiempo libre para convertirse en ciudadanos de Lucus Augusti. 
En cualquier caso, ¡feliz Arde Lucus!

Artículo publicado en La Voz de Galicia del 16 de junio de 2016

3 comentarios:

  1. Siento disentir mucho de su opinión, pero también debería de pensar usted que el martes de carnaval sea festivo implica que muchas personas tengan un puente largo en invierno, de no ser así desde las navidades a semana santa no habría ningún descanso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada que sentir. Es una opinión perfectamente válida:)

      Un saludo

      Eliminar
  2. ¿Y qué hay de la personas que trabajan los sábados y además no saben lo que es hacer un triste puente? Me parece que estamos un poco mal acostumbrados... que pongan el festivo de Arde Lucus un sábado, y así disfrutamos todos ...

    ResponderEliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.