jueves, 29 de junio de 2017

El Arde Lucus ¿es (y ha de ser) fiesta o cultura?

Hoy a las 13:00 en el HULA
habrá una interesante charla sobre medicina romana
Supongo que muchos de los lectores de este blog ignorarán que hoy a las 13 horas en el salón del actos del HULA hay una interesantísima Conferencia Magistral impartida por el profesor y doctor José Carro Otero, presidente de la Real Academia de Medicina y Cirugía de Galicia, titulada “Algunos casos quirúrgicos de la medicina romana en el noroeste de Hispania”. Una charla de una eminencia como el doctor Carro sobre un tema de tanta trascendencia como saber qué hacían los romanos en sus “quirófanos” de nuestra zona nos debería acercar más a la realidad del Lucus Augusti romano, ya que lo habitual cuando se busca documentación sobre estos temas es que sea más global y no enfocada a nuestro territorio.

Por otra parte, también hoy a las 20 en el ayuntamiento hay una “cata histórica” en que el profesor e historiador Gómez Vila hará un repaso por la vida cotidiana del Lugo que recreamos en el Arde Lucus en su conferencia “vivir, morir y amar en la antigua Lucus Augusti”, y el Museo Provincial y el del mar organizan visitas guiadas para difundir el mundo romano y el castreño.

También es habitual que todas las asociaciones implicadas en Arde Lucus realicen actividades culturales, charlas, caminatas, conferencias, talleres y muchas otras acciones que redundan en el mayor conocimiento de nuestro pasado por parte de los ciudadanos... aunque con escaso éxito de público habitualmente.

Todo esto, que debería ser el centro del Arde Lucus, no deja de ser una cuestión lamentablemente anecdótica que despierta un interés relativo en la ciudadanía. En una interesante entrevista que publicó La Voz de Galicia a la nueva directiva de la Cohors III, la asociación más antigua del Arde Lucus y sin duda una de las que más se lo curra, hay una frase que destaca y que se dice que “hemos llegado a un momento en el que o nos decantamos por hacer una fiesta de recreación histórica o acabamos siendo una fiesta de botellón tipo San Fermín”.

¿Qué opción creen ustedes que tendría mejor acogida? ¿Acaso los actos culturales relacionados con el Arde Lucus no son más una cuestión que se hace para quedar bien viendo la escasa asistencia de público en comparación a lo que viene a ser la fiesta en sí misma?

Si nos creemos las absurdas cifras que año tras año da el Ayuntamiento, que asegura que 600.000 personas vienen a Lugo por el Arde Lucus (cuestión que no resiste el menor análisis crítico tal y como se ha demostrado en diversos artículos de este blog año tras año) hay que decir que todo lo relacionado con el Lucus Cultural es un rotundo fracaso. Y aun cuando maticemos esa estupidez del medio millón largo de visitantes es obvio que la audiencia de lo relacionado con el mundo cultural es escasa en comparación, lo que no deja de suponer un reflejo de nuestra sociedad.

Recorte de La Voz de Galicia del 2002, el de URBIS
Coincidiendo cerca del primer Arde Lucus la Xunta de Galicia organizó una especie de “gincana” basada en el Lugo Romano llamada Urbis. Fue un proyecto apasionante con participación de colectivos teatrales, el Museo Provincial e incluso era tan relevante desde el punto de vista cultural que a los participantes universitarios se les otorgaba un crédito de libre configuración. Asistían a conferencias y después respondían a preguntas sobre los diversos temas planteados y aprendían, ¡vaya si aprendían! Pero la asistencia de público fue nula, aunque hay que decir que tampoco colaboró la climatología que fue terrible.

Quizá habrá que asumir que esto es así y dejar de intentar quedar bien con actividades que son interesantísimas pero que no atraen a la gente… o hacer hincapié donde todas estas cosas se inician, en los colegios.

Esa misma charla sobre medicina del Lugo romano si en lugar de hacerse en el HULA tuviera lugar en el salón de actos de un instituto quizá tendría mayor aceptación, y de igual forma la de la vida cotidiana del ciudadano del Lucus Augusti podría encandilar a chavales de edad escolar si se adapta el formato para hacerlo más ameno para ellos. Ahí es donde se cambia la forma de ver el mundo, a los cuarenta y pico ya es tarde salvo honrosas excepciones.

El Arde Lucus es una fiesta. Nació como una fiesta creada por unos valientes hosteleros y seguirá brillando mientras se considere como tal. No es necesario que se convierta en un botellón masivo como el ejemplo drástico que pone la Cohors, pero es muy positivo que lo mencionen para saber de dónde hay que huir y hacia dónde tenemos que intentar encarrilar la cuestión.

1 comentario:

  1. Unos amigos míos que vienen de Madrid a conocer Lugo y Arde Lucus están buscando un programa de la fiesta en español. No existe, al menos, en la web , una medida de coste 0. Una fiesta que pretende atraer turismo nacional e incluso internacional no tiene un programa online en ningún idioma extranjero y ni siquiera en el idioma común de todos los españoles, lucenses incluidos. Es evidente que la señora Basadre carece de luces y de un mínimo nivel cultural para reparar en esto pero ¿no hay nadie en el ayuntamiento con cierto sentido común? Parece que no.

    ResponderEliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.