miércoles, 7 de noviembre de 2018

La estafa de la Intermodal

El proyecto de la mal llamada "intermodal", que realmente es una dársena de buses externa al lado de la estación de tren, no deja de ser una distracción que oculta que NO tendremos AVE.
La insistencia de nuestros próceres en el error hace pensar que no es tal, sino engaño. Uno puede equivocarse una vez, dos, hasta tres en lo mismo, pero cuando alguien le explica su metedura de pata la insistencia revela intencionalidad.

Dice nuestra alcaldesa que la estación Intermodal es “Imprescindible” para la llegada del AVE a Lugo. Desdice esa necesidad el hecho de que Coruña, Santiago, Vigo, Orense, León o Madrid tengan AVE pero no tengan intermodales, por mucho que en algunas ciudades estén proyectadas como una “actualización”, pero jamás como una obligación.

Contar a los lucenses la patraña de que gastarse muchos millones de euros en un nuevo inmueble que sustituya a una estación de tren más que funcional (no es para tirar bombas, pero hasta que tengamos trenes decentes vamos sobrados) y una de autobús que es comodísima por su ubicación (aunque nadie dice que no necesite unas reformas que la conviertan en un lugar más adecuado a su función), es una forma de intentar hacer ver que se hace algo por la Alta Velocidad en Lugo cuando la realidad es terriblemente distinta.

Los mapas del AVE en España nos indican claramente que Lugo ha perdido esa batalla. Mientras las plataformas vecinales surgidas para hacer fuerza por el tren (lo que cifran en cobrar subvenciones y hacer campaña cuando gobiernan sus adversarios políticos, como es habitual en cierta gente) no hacen fuerza por el tren y mientras los administradores no administran sino que están muy ocupados pensando en las urnas de mayo, Lugo no avanza en las conexiones ferroviarias y queda fuera de todos los proyectos.

El AVE en Galicia pasa ya por Coruña, Santiago y enlaza con la meseta a través de Orense, prescindiendo de la tradicional línea Monforte-Lugo, que queda aislada de los trenes más modernos a pesar de las reiteradas e incumplidas promesas que nos hacen año sí y año también cada vez que tocan elecciones.

Pero lo importante es hacer una estación, un nuevo juguete con el que nos quieren distraer de la durísima realidad que es que nadie tiene proyectada la electrificación de la línea Lugo-Orense (que es lo que necesitamos para tener, al menos, un ramal que nos conecte con la línea principal) y la eliminación de ciertos puntos negros del recorrido que permita que los trenes vayan a la velocidad que permiten sus locomotoras.

El AVE Lugo-Madrid es ya una quimera, una realidad que no tendremos pero que nadie se atreve a dar por difunta porque saben que el pueblo suele matar en las urnas a los mensajeros de las duras verdades. Y como los muchos millones de euros de una Intermodal que no servirá para nada son de todos y, por lo tanto, “no son de nadie” según dijo la ministra, se gastarán alegremente para conseguir la foto más cara de este triste asunto.

Eso sí, por el camino se llevarán por delante una estación de autobuses bien situada y cómoda para la mayoría de sus usuarios (eso dicen las estadísticas de la Xunta) empeorando la vida de los ciudadanos para lograr, paradógicamente, su apoyo.

No es que nos tomen por tontos, es que a veces lo parecemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.