miércoles, 21 de noviembre de 2018

La web de la plaza, sin tocar desde hace cinco años (y costó 35.000 euros)

Como tantas cosas, todo imagen resultona y contenidos incorrectos. Así nos luce el pelo, cuando lo importante es la foto.

La web municipal dedicada a la plaza de abastos de Lugo vuelve a estar en funcionamiento, casualmente a pocas fechas de que la asociación Lugo Monumental denunciase que no estaba operativa y ofreciese su colaboración desinteresada para gestionarla (bueno, mejor dicho gratuita, que interés en el asunto sí que hay, si no no se habría ofrecido).

Cuando entras en la página te llama la atención una estética sencilla y resultona. Vamos, que está bien hecha... El problema es cuando empiezas a fijarte en los contenidos. Sin tener en cuenta el mercado y fijándose uno solamente en la parte de la Plaza de Abastos (aunque los problemas son similares), vamos a repasar los principales atolladeros por partes:


Relación de puestos:

El plano que se ofrece para orientar al visitante es de la vieja plaza, antes de la reforma, lo que ya te da una idea de lo que te vas a encontrar: una web desfasada. 16 de los puestos que se anuncian ya no existen, y al menos cinco de los que están abiertos en realidad en la web no se mencionan.

La distribución, por supuesto, no es la real ya que en el mapa se ven las antiguas ubicaciones de todos los puestos, antes de que la eliminación de muchos de los que existían se derribasen para hacer la escalera central (cuyo 50%, por cierto, es tan inútil que le pusieron plantitas para rellenar sustituyendo a la escalera mecánica proyectada y que nunca se llegó a hacer).

No tiene mucha lógica hacer una página dedicada a la plaza y ni siquiera tener el listado de puestos al día, ¿no creen?

El plano, de la antigua distribución, es el que se ofrece. Hasta es interactivo y puedes ver los puestos... que había en 2015

No te puedes dar de alta porque la aplicación ya no funciona.


Venta Online:

Una vez tienes en cuenta lo anterior llama la atención que exista venta online. Por curiosidad estuve mirando y me extrañó ver que había productos a la venta de puestos que ya no existen junto a otros colgados hace cinco años. Entré en dos de las tiendas y añadí productos al “carrito”, y me encontré con que no había impedimento alguno, así que seguí adelante para hacer el pago… y ahí la sorpresa: no te permite darte de alta porque la aplicación del CAPTCHA está “desactualizada”, así que todo se queda en un bluff. Otro más.

Venta Online, que cuenta con productos de tiendas fantasma que ya no existen junto a otras que sí están allí.

Eventos:

Si accedes a la pestaña de “eventos”, uno de los supuestos “puntos fuertes” de la remodelada plaza y de los que presume el gobierno local, ves que se anuncian cinco, todos ellos "anteriores"... y tan anteriores porque todos ellos son de hace al menos cinco años: Feria en O Cádavo, un espectáculo de “as viaxes polas fragas dos biosbardos”, la XI Lugo Monumental del año 2013 (patrocinada por E.ON que ya ni siquiera existe, porque desde 2015 se llama Viesgo), o un espectáculo de magia llamado Reilusionarte (creado por el Mago Rafa en el año 2014)…

Eventos "anteriores". ¡Y tanto!

En resumen: una web oficial, que costó 35.000 euros (que sepamos, puede que hubiera “complementos”) y que tiene puestos que ya no existen mientras que otros que hay no salen, cuyo mapa de distribución es de antes de la reforma y por lo tanto incorrecta, cuya venta Online es solo un fantasma que no se puede materializar y que recoge eventos a los que solo puedes asistir con el consabido DeLorean modificado por el Doctor Brown… Todo muy normal.

Lo más grande es que en público sacan pecho presumiendo de la página y que además no han respondido aún al ofrecimiento de gestionar la web sin coste. Se ve que hay algún tipo de oposición a dejar que terceras personas lleven el tema, y se prefiere seguir con la web como está: desactualizada, inoperativa… inservible. Mejor hacerlo mal a que otros lo hagan bien. Primero no fucionaba y ahora es un viaje en el tiempo al pasado. Casi no sé qué es peor.

¿Qué más les da si ellos no venden en la Plaza? Y los que allí están… que se jodan. Al final incluso encontrarán la forma de echarles la culpa, estoy seguro.

1 comentario:

  1. Esto es un ejemplo claro de lo que entiende este ayuntamiento como "invertir en Lugo" que no es mas que gastar por gastar sin saber lo que se esta comprando. Si los que hacen el pliego de condiciones no saben de lo que están hablando, llegan empresas como Plexus(la adjudicataria de esta joya) que se dedica profesionalmente a esto, hace webs en un fin de semana que no valen ni valdrán para nada, pero eso les da igual, pues han ganado el concurso, hacen lo minimo y se van a por el siguiente, eso si siempre a administraciones publicas que son los únicos clientes que les da igual el resultado. Y si quieren algo mas pagan paga y pagamos todos.

    ResponderEliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.