viernes, 21 de diciembre de 2018

Lugo sen Mordazas da una lección al Ayuntamiento

En la sencillez de la idea radica su genialidad. Una lección en toda regla al Ayuntamiento.
Foto: Lugo sen Mordazas.
No siempre estoy de acuerdo con algunas de las cuestiones que defiende Lugo sen Mordazas aunque nos unió siempre nuestra frontal oposición a aquella disparatada ordenanza cívica que, afortunadamente, se ha metido en un cajón… del que puede salir a partir de mayo así que habrá que andar con ojo.

Pero no les quiero hablar hoy de la tontada esa de ordenanza, sino de una iniciativa que han tenido y que me ha encantado. Han puesto en las fuentes unos cuencos metálicos atados con unas cadenas. ¿Su función? Sencilla: ser utilizados como bebederos para los perros y así evitar que beban directamente de las fuentes, cosa que prohibía aquel borrador con 750 euros y que de esta forma se evita con más sentido común y menos sanciones.

La lección es tremenda para el Ayuntamiento, al que le acaban de pegar un zasca épico demostrándoles que con cuatro duros se puede sortear la situación que se pretendía evitar sin tener que recurrir a sanciones, coacciones ni multas de ninguna clase.

Evidentemente la estética de los bebederos y las cadenas, como reconocen desde la propia plataforma, no es la más adecuada del mundo, pero la idea es lo que cuenta y en esto han estado muy acertados.

Es preocupante esperar la reacción del Ayuntamiento, al que le suelen sentar muy mal estas cosas porque los dejan en evidencia y los ataques de cuernos no son la mejor estrategia para llevar políticas públicas con frialdad y moderación. Pueden tomar dos caminos: el primero es buscar alguna normativa, por obsoleta que esté, relativa al mantenimiento y ornato de fuentes o cosas por el estilo para meterles una sanción a los de Lugo sen Mordazas, ya que se han reconocido públicamente como autores de la “agresión” estética a bienes públicos… o aceptar la derrota, sumarse al carro del vencedor y sustituir esos bebederos “chapuceros” (lo digo con cariño, no como crítica) y sus cadenas por otros más adecuados y reconocer que la idea es buena, porque lo es.

Nuestros munícipes no se suelen distinguir por su elegancia reconociendo que les han ganado por la mano. Tienen una buena oportunidad ahora de cambiar de actitud.

Por cierto, cuña publicitaria, no se olviden de que esta tarde a las 20.30 tenemos el concierto de Noemi Mazoy... ¡No se lo pierdan!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.