jueves, 21 de febrero de 2019

Lugo sin mordazas... para nadie

La fea costumbre de defender libertades para unos pocos es una forma de censura como otra cualquiera. O todos o ninguno.

Publicaba anteayer El Progreso que la plataforma “Lugo sen mordazas reclama a un hotel que no acoja un acto de VOX”. También explicaban desde esa organización que yo acudí a una reunión de VOX y salí “escandalizado” y, si les soy sincero, me sonó a algo como “si hasta el fascista ese se escandalizó imaginen ustedes”. Puede que sea cosa mía.

Antes de nada quisiera hacer una matización. Sí es cierto que acudí a esa reunión, más movido por la curiosidad que por otra cosa, aunque no lo hice como representante de Lugo Monumental, organización totalmente ajena a la lucha de partidos, sino a título particular por lo que no comprendo por qué meten a la asociación en este berenjenal.

Aclarado eso, les diré que es totalmente cierto que salí escandalizado de lo que allí se dijo y de cómo se dijo o de que se dé un mitin con una navaja sobre la mesa. Tanto me asustó lo que vi en esa reunión que considero peligrosa la meteórica escalada que VOX parece protagonizar.

A pesar de mi rechazo a VOX, cuyos planteamientos son cualquier cosa menos liberales, no puedo asumir la censura que pretende imponer una plataforma cuyo nombre no puede ser menos oportuno en este caso. “Lugo sen Mordazas” se convierte en “Lugo con Mordazas para los que no piensan como yo”. Esta postura es una muestra de la diferencia entre el pensamiento liberal que nos unió en su día contra la ordenanza propuesta por la alcaldesa y el inaceptable uso ideológico de la libertad que parecen ejercer desde esta organización, que muestra ahora que las mordazas les parecen aceptables.

La libertad de expresión o es para todos, incluso para VOX, o no es libertad de expresión.

3 comentarios:

  1. Este é o nivel que publican na Voz de Galicia? Como está o xornalismo

    ResponderEliminar
  2. ¿Y dónde lee usted que esto ha sido publicado en La Voz de Galicia?

    ResponderEliminar
  3. Me da tan igual que igual me da Vox y los que gobiernan juntos en andalucia. Entre los tres están haciendo un grave daño a España. Tres politicos sobrados de testosterona, que les produce actuar al tuntùn, embrutecidos en las formas, el lenguaje, se creen los guapos de la política, nos intentan seducir, como a Malú.
    Somos demasiado tolerantes con el exceso de testosterona, pensemos un poco más en femenino.

    ResponderEliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.