jueves, 21 de marzo de 2019

Uber llega a Lugo, por ahora para comidas...

Uber Eats llga a Lugo - Foto: La Voz de Galicia

Uber desembarca en Lugo, por ahora con su servicio de envío de comida a domicilio (Uber Eats). Este puente estuvimos en Madrid y, movidos por la curiosidad, utilizamos Uber por primera vez. Es sencillo: te descargas la aplicación, le dices a dónde quieres ir y te calcula el coste. Si lo confirmas, te llama al vehículo más cercano que te recoge y te lleva a tu trayecto. No pagas, porque se carga el trayecto a tu cuenta de Paypal o a la tarjeta de crédito que hayas seleccionado. Todos los coches que usamos eran modernos, limpios (impecables de hecho), con conductores amabilísimos que te preguntan si quieres que cambie la música o apague la radio… ¿cómo no va a funcionar bien?

Le veo al sistema tres grandes ventajas: la primera es que no tienes que llevar dinero ya que va todo a través del móvil; la segunda que no te preocupa que se meta por “el recorrido largo” o que haga paradas innecesarias porque el precio final es el mismo y tú vas más relajado en ese sentido frente a la picaresca del taxi; la tercera es que vas controlando todo el rato con el móvil tanto el recorrido del coche que te viene a recoger como el que haces en él. Tras el viaje valoras al conductor en la propia aplicación, con lo que es una especie de “control” sobre su actitud y aptitud.

Los coches son todos modernos, limpios, amplios y los conductores amabilísimos.
Hay que reconocer que es cómodo y que es normal que funcione bien, tanto el servicio de transporte como el otro... pero hay que recordar que también es cómodo Amazon y está acabando con el comercio local.

David y Goliat:

Es un tema realmente complicado. En el tema de la lucha entre Uber y el Taxi todas las personas con las que hablamos en Madrid del tema nos decían lo mismo: que si bien comprendían que los taxistas tienen parte de razón, se pusieron a todo el mundo en contra con su forma de protestar y con los enormes problemas que causaron, no con su huelga sino con el bloqueo al que sometieron a la ciudad (en este país se confunde el derecho a huelga con el derecho a joder a los demás cruzándose en medio de las calles o carreteras), con lo que Uber aumentó exponencialmente sus usuarios.

Las licencias de Taxi, que siempre se ponen como ejemplo del gran coste de la explotación, son el paradigma de la cara dura de este país. Teóricamente no se pueden comprar ni vender pero sí transferir, así que ya sabemos lo que hace todo el mundo: venderlas en negro. Puedo comprenderlo, pero no que se use ese argumento para intentar tener razón. Tarde o temprano lo que lograrán es que cuando alguien se jubile la licencia revierta en la Administración y ésta la asigne a una lista de espera.

La lucha de Uber y los Taxistas es similar a la de la gran multinacional con el pequeño autónomo… pero no igual. La pregunta que todos nos hacemos es: si a Uber le sale rentable mantener unos cochazos impresionantes, con gente educada y trajeada que te atiende como si fueras el Ministro del Interior, ¿por qué los taxis no hacen lo mismo? El usuario es lo que ve…

El funcionamiento de Uber Eats:

Uber Eats es similar al del "normal". Lo probé ayer. Gracias a eso pude hacer un pedido a domicilio en uno de mis locales favoritos (el Dot+) que antes no se podía permitir el lujo de contar con personal y medios materiales para tener servicio de reparto propio, que no es ninguna broma. Utilizamos Uber Eats y pudimos hasta programar el envío de la comida a casa a la hora que nos venía bien.

Igual que en el Uber habitual, vas controlando en todo momento el pedido: Cuándo se recoge en el local, cuándo sale hacia tu casa, por dónde viene, cuándo llega… Vamos, lo vas viendo total y absolutamente todo.

La diferencia con el Uber normal no es que sea más cómodo para el usuario, que también, sino que para muchísimos locales es su única alternativa para tener un servicio de envío a domicilio. Como comprenderán, no es nada fácil tener una persona y una moto (como mínimo) a disposición para recibir uno o dos pedidos diarios, y te juegas que sea una ruina.

En el Verruga, por ejemplo, teníamos servicio a domicilio pero como no era algo que se pidiera mucho no había una persona específica para eso. Se iba trampeando como se podía y normalmente íbamos alguno de casa a llevar el pedido (qué me van a contar a mí). Pero eso no es una forma razonable de hacer las cosas y si pretendes que el servicio a domicilio sea una parte importante de tu negocio no puedes funcionar así.

Hay otra empresa local, de un emprendedor que logró poner a funcionar uno de los locales que le alquila el Ayuntamiento a bajo precio (y que son de la Xunta) junto a la Catedral que también ofrece ese servicio a los empresarios, un reparto a domicilio que él hace en bicicleta exclusivamente. Yo, personalmente, si tuviera que elegir intentaría probar con él porque es una iniciativa local y le tengo algo de alergia a esas macro-empresas, aunque las use en ocasiones y reconozca que sean cómodas. Se llama eLucusBikes y si es usted empresario le recomiendo hablar con David, el propietario  y quizá le sorprendan sus tarifas, son muy razonables.

En fin, que Uber llega a Lugo por ahora para la comida. Veremos lo que pasa en el futuro para otros servicios, aunque no estoy muy seguro de que tengamos “masa crítica” para que hagan competencia a los taxis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.