viernes, 10 de mayo de 2019

No se pierdan el III Friulio

Una imagen del Friulio de 2018
La siempre acogedora y dinámica asociación de recreación histórica “A Castronela” organiza en el vecino municipio de Friol la tercera edición del Friulio, la fiesta de recreación romana y castreña que comienza mañana y tendrá lugar durante todo este fin de semana.

A Castronela, con el decidido apoyo del Ayuntamiento de Friol, encabeza a más de veinte asociaciones y entidades de todo tipo a las que atraen una vez más tirando de simpatía y buena vecindad, que, me avergüenza decirlo, no es recíproca. El Ayuntamiento de Lugo sigue vetando de forma incomprensible a los compañeros de A Castronela para instalar un campamento en el Arde Lucus, alegando como excusa insostenible y casi xenófoba que “no son de aquí”. Mientras dicen eso, pagan generosamente con nuestros dineros a otras asociaciones de fuera de la ciudad por desarrollar actividades en la fiesta romana lucense. Esto hace que uno piense que la cosa va de politiqueo, por lo que les invito a hacer la siguiente reflexión: si aplicamos esa lógica a rajatabla ¿no quedarían vacantes los primeros puestos de varias listas electorales?

Centrándonos en la fiesta en sí, les animo a pasarse por allí. Es más que recomendable ir a Friol y visitar los campamentos, y si se esperan ver lo mismo que en el Arde Lucus se llevarán una sorpresa, porque hay que reconocer que en lo que se refiere al mundo castreño nuestros amigos y vecinos lo tienen mejor montado.

Ayuda el entorno en que instalan el castro, que es mucho más que adecuado: es perfecto. La privilegiada ubicación elegida para traer de nuevo a la vida a nuestros antepasados es un hermoso promontorio verde, junto al río y con animales propios de la zona. Todo ello convierte el lugar en una recreación ideal para un verdadero poblado de la época.

No se lo pierdan, merece la pena.

Artículo publicado en La Voz de Galicia del viernes 10 de Mayo de 2019

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.