lunes, 24 de junio de 2019

La (prohibida) hoguera 300 de San Juan

San Juan en Lugo - Foto: El Progreso

Dice la prensa que no hay barrio o parroquia del municipio de Lugo” que la pasada noche no hubiera hecho su hoguera de San Juan, pero se equivocan. Un barrio, el más conocido de todos y por todos, sigue vetado por el Ayuntamiento para hace hogueras: el casco histórico.

El argumento, un más que discutible informe de los bomberos al que se achaca la decisión de impedir que en el centro se lleve a cabo una tradición que durante muchísimos años tuvo lugar sin problema alguno.

Ni siquiera se nos ha notificado a día de hoy la denegación de un permiso que solicitamos hace más de un mes, quizá para evitar que recurramos esa decisión. Hace ya varios años que insistimos para lograr hacer una hoguera en el casco histórico, concretamente en la Plaza de Santa María porque es el sitio más estético y en que más se puede aislar la hoguera de los edificios conlindantes. Pero no hay forma.

San Juan en Oviedo, en pleno centro frente a la Catedral. Ya ven...

No se comprende la decisión, sobre todo cuando se solicitó permiso para un fuego de un tamaño razonable. Nadie pretende hacer una macro hoguera como la de los barrios que cuentan con solares muy amplios, pero sí un pequeño fuego que se podría comparar prácticamente con los de las parrillas que, esas sí, se permiten instalar en fiestas como en el recientemente terminado Arde Lucus.

Obviamente nadie está más preocupado que quien solicita el permiso sobre la conservación del suelo y no dañar la piedra, y los propios bomberos fueron los que nos dieron la solución, que no es otra que poner una capa de arena entre el suelo y la superficie a incendiar. Una vez terminada la fiesta, se barre y a otra cosa mariposa. Vamos que por ahí tampoco hay excusa.

Lo que me sorprende es esa cerrazón para permitir algo que en otros lugares es perfectamente normal. Por ejemplo, las fallas de Valencia se hacen en pleno centro, a pocos metros de las casas, y si un alcalde tiene la osadía de impedirlas ya puede ir saliendo por pies porque lo corren a gorrazos. Aquí no pasa nada.

Estamos confundiendo la gestión con la propiedad. El suelo municipal no es propiedad del ayuntamiento, sino de los ciudadanos. Esa fea costumbre de permitir solo lo que a uno le viene en gana, y, lo que es más grave, hacerlo por parroquias (literalmente en este caso) no es lo más positivo del mundo.

El municipio de Lugo tuvo 299 hogueras, y no tuvo 300 porque una la impidieron escudándose en un informe arbitrario y totalmente intolerable.

Fallas de Valencia

2 comentarios:

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.