jueves, 13 de mayo de 2021

Baños públicos, instalaciones de necesidad

Los únicos baños públicos del casco histórico llevan cerrados más de seis años... 


La anunciada reapertura de los quioscos del casco histórico es una buenísima noticia, matizada por la desquiciante lentitud de la administración. Han tardado seis años en anunciar que se van a resolver (que no es lo mismo que resolver) los problemas que se generaron con el concurso de acreedores de la “Rede Galega de Kioskos” que era su titular.

Nadie en su sano juicio puede culpar al Ayuntamiento de Lugo de esa circunstancia… pero sí de la parálisis en la gestión de las consecuencias de la misma. Todavía era Orozco alcalde cuando se montó todo este lío y los únicos baños públicos del casco histórico echaron el cierre. Recuerden que los subterráneos que había en la Plaza de España se tapiaron porque “ya no eran necesarios”.

A las protestas de Lugo Monumental se nos respondía, en marzo de 2015, que el ayuntamiento “buscaba el modo de reabrir los servicios”. Han tardado más de seis años en encontrarlo… Eso sí, durante todo este tiempo la hostelería ha tenido que suplir la ineficiencia pública, y en lugares como Santo Domingo han sido los contrafuertes del convento los que han servido de urinarios públicos. Algo vergonzoso, sí, pero obligado para algunas personas que no tenían más opción.

En la Plaza de la Soledad instalaron unos baños portátiles temporales, pero se les ha ocurrido la peregrina idea de cerrar estas instalaciones con candados y sólo se pueden usar dos mañanas por semana en los días de mercado. Eso sí, en el Paseo del Miño hay baños que, supuestamente, se limpian a diario y están abiertos permanentemente.

Sólo queda desear que en el nuevo contrato incluyan una cláusula de rescate de las instalaciones y que si hay cualquier problema no tengamos que esperar otros seis años en tener un sitio donde aliviar las necesidades que implica la condición humana.

Artículo publicado en La Voz de Galicia del 13 de Mayo de 2021

1 comentario:

  1. Buenos días:

    He recibido un comentario en este blog que he decidido no publicar ya que recoge acusaciones muy graves a personas a las que identifica con nombre y apellidos, y lo envía una persona usando una cuenta anónima.

    Entenderán que si creen que hay motivos de delito o de irregularidades el camino no es denunciarlo en un humilde blog personal, sino ante quien corresponde.

    O al menos dar la cara y poner el nombre... responsabilizarse de lo que se dice es un ejercicio que nos ayuda a ser más mesurados y no meter en líos a terceros.

    Un saludo.

    ResponderEliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de ''sentidiño'' y cortesía.