viernes, 6 de mayo de 2011

Empieza el espectáculo

Algo ha cambiado. ¿Será la primavera? ¿Será el aire? ¿Será una rosa, será un clavel?, pues no, es que ha empezado (oficialmente) la campaña electoral de las elecciones municipales. Sin embargo es un cambio sutil, que apenas se nota porque llevamos en campaña continuada desde hace muchos años: la única diferencia es que ahora sí se puede pedir el voto directamente.

El CIS pronostica una caída del copón para el PSOE. Pues mira que son listos, han justificado su existencia con esa noticia que nadie se esperaba... Y para esa obviedad ¿cuánto se han gastado en encuestas? porque francamente, hasta la bruja Lola, de cuyos poderes tengo bastantes dudas, sería capaz de ver eso ya no en su bola de cristal, sino en el pomo de la puerta de la consulta de su dentista. Hay varios indicadores importantes que hacen ver que el viento sopla en contra del partido de Zapatero. El primero, y quizás el más importante, es el sentido común. No te esperas un éxito del PSOE con más de cinco millones de personas en la calle, al menos metafóricamente porque no hay manifestaciones: falta la cabeza que las organice, los sindicatos, que están muy cómodos en sus coches oficiales y sus sillones acolchados.

urnaCentrándonos en lo local, ayer fue la tradicional pegada de carteles, a la que de tradicional sólo le queda el nombre. Vino el Presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, a darle al botón del cartel digital con Jaime Castiñeira, lo que no deja de ser una señal clara del apoyo a Jaime y de sus posibilidades de ganar. No creo que Feijoo se vincule a un barco que cree que se va a hundir. También hicieron sus pegadas Orozco, con un ocurrente cartel en plan dibujo que le evita poner una foto que evidencie el paso de los años, y Bao, que se fue a la Plaza de España.

Pero esta campaña va a venir marcada no sólo por la política, sino por la animada vida judicial de Lugo. En el periódico de hoy llaman la atención dos noticias de este tipo: la primera es el nuevo palo que le pegan los juzgados a Orozco anulando la adjudicación del sistema ORA en Lugo. La jueza (benditas juezas de Lugo que nos separan de la selva a base de sentencias) observa una doble infracción porque ni hubo comité de expertos que valorasen las ofertas ni, lo que es más grave, se puntuaba más por criterios objetivos que por los de “juicios de valor”. Vamos, que es una adjudicación a dedo de manual. Otro melón que se abre en el ayuntamiento el día que empieza la campaña… y lo que te rondaré, morena.

La otra noticia, de carácter nacional, es la de la sentencia del Constitucional que permite a Bildu presentarse a las elecciones. No sé si será casualidad, pero han sido los 6 jueces “progresistas” (que es la forma sutil o pija de decir que son los nombrados por el PSOE) los que han votado a favor de tal cosa en contra de los 5 “conservadores” (los nombrados por el PP). Dios me aparte de poner en duda la independencia del Constitucional, aunque sea en un tribunal que se nombra a dedo por los representantes políticos y que se reparten como una tarta de cumpleaños, es decir, dando el trozo más grande al que tiene más votos. Lo que pasa es que puede parecerlo por la  mucha casualidad de que justo tras amenazar el PNV con mandar a freír espárragos a Zapatero si Bildu no iba a las elecciones se legalice la candidatura. Pero no seamos malpensados.

En fin, tendremos tiempo de darle vueltas a la campaña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.