viernes, 2 de diciembre de 2011

Guerra al castellano

Esta semana me está saliendo monográfica sobre el reparto de poder en el Ayuntamiento de Lugo, pero es que la actualidad manda y uno es esclavo de la noticia. La de hoy me indigna especialmente, qué quieren que les diga.

Vayamos por partes. Empecemos aclarando que, hasta donde yo sé, en Galicia no había demasiados problemas lingüísticos hasta la llegada de los bipartitos, que la liaron parda principalmente por el tema de la imposición del gallego allá donde llegaban los tentáculos de la administración, que vienen a ser todos y cada uno de los aspectos de nuestra vida.

Por otro lado, hay que destacar que la Constitución establece una diferencia entre el castellano, lengua común de los españoles y que todos tenemos el derecho y el deber de conocer, y las lenguas cooficiales, que tenemos el derecho de utilizar. Es decir, que el castellano es obligatorio pero el gallego no según nuestra Ley fundamental. Los estatutos de autonomía se encargaron de intentar matizar esto y recogieron la obligación de los poderes públicos de promocionar la lengua de cada rincón de España.

A partir de un principio tan simple se deduce que donde exista lengua cooficial, como es el caso de Galicia, es tarea de la administración de ese territorio (entendiendo tanto a la autonómica como a las locales) la defensa y promoción del idioma propio de su tierra. Sin embargo, esa promoción no puede suponer una discriminación contra los castellanoparlantes, ya que, recordemos, que tenemos el derecho de utilizar el castellano.

Todo este rollo es para aclarar jurídicamente la barbaridad que ha vuelto a suceder en el Ayuntamiento de Lugo. Ahora que PSOE y BNG se han repartido la tarta del poder local, ya que el autonómico y el nacional van a tardar tiempo en poderlo aprovechar, Orozco ha cedido hasta límites insospechados y ha permitido que la concejalía de Cultura y Turismo ahora lleve el apellido de “e promoción da lingua”. Quien pretendió siempre ser el Paco Vázquez lucense, ha preferido rendirse a la conveniencia que mantener sus ideales, cosa que Vázquez jamás habría hecho al menos respecto al nacionalismo.

Esta concejalía es la responsable de organizar el certamen de narración corta “Ánxel Fole”. Este premio, hasta la edición del año pasado, era, como podrán deducir, para relatos cortos escritos en gallego o castellano. Había dos categorías, una para cada idioma, con sus respectivos primer y segundo premios de 1.000 € y 500 €. Total del presupuesto del certamen: 3.000 €.

2010

2011 Este año las cosas han cambiado. Ha llegado el BNG y se ha cargado lo del castellano, que parece que les estorba. Eso sí, la medida no supone un ahorro de costes, ya que el presupuesto sigue siendo de 3.000  € pero que ahora se destinan a tres premios de 1.500, 1.000 y 500 euros.

Es decir, que no se trata de racionalizar ni de reducir, ni de economizar, se trata de pelear, de luchar contra el castellano. La mal entendida rivalidad entre ambas lenguas, que sólo ven quienes, acomplejados, buscan una enemistad entre gallego y castellano, hace que tomen medidas tan absurdas como contraproducentes. ¿De verdad creen que esto es promocionar el gallego? Bueno, a lo mejor lo que quieren es promocionar a algún colega que escribe relatos cortos y que siempre quedaba de tercero.

Ánxel Fole escribió tanto en gallego como en castellano, con naturalidad, sin ataduras ni antipatías. No creo que le gustara este cambio porque los verdaderos intelectuales, los librepensadores que no se cierran en banda a la diversidad, sólo son enemigos de la dictadura del poder sobre el individuo. Aunque sea por una causa que ellos consideran noble.

Señor Orozco, debería usted poner orden en el Gobierno que dice presidir o directamente dejar la Alcaldía al Bloque, que parece que es el que manda.

1 comentario:

  1. Quizás el ayuntamiento se inspire en lo que hace la Xunta de Galicia que es la primera impositora del gallego. No pretendamos que el concejal de un grupo minoritario, casi residual, actúe con lógica cuando la primera fuerza política de España , Galicia y de Lugo dedica su vida y su acción política a hacerle el caldo gordo al BNG en el tema lingüístico.

    ResponderEliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.